¿Qué es la inteligencia emocional?

¿Qué es la inteligencia emocional?

¿Sabes qué es la inteligencia emocional? ¿Te has enterado que se considera uno de los factores más esenciales en el éxito de una persona? ¿Reconoces qué el modelo educativo tradicional no está enfocado en desarrollar esta inteligencia?

De nada sirve un profesional que primero no haya aprendido a ser humano. Es de vital importancia formar la integridad, los valores, la resiliencia, la imaginación y la capacidad de soñar.

Inteligencia emocional vs. desarrollo intelectual

Nuestra sociedad nos coloca en una situación donde al llamar a una persona “inteligente”, hablamos de una persona con una fuerte y desarrollada parte racional; factores como el conocimiento lógico-matemático, la habilidad lingüística o tal vez hasta la musical ,es por lo general, lo que nos llegamos a imaginar.

Dentro de nuestro sistema educativo, podemos encontrar que el enfoque es hacia nuestra mente racional, y no alcanzamos a ver o a entender plenamente lo que es el crecimiento personal. Y es que nuestro cerebro va mucho más allá con algo que llamamos la mente emocional, aquella que trabaja en las relaciones interpersonales e intra-personales de un ser humano, las cuales vamos desarrollando con nuestras experiencias de vida.

Nos afecta en la vida diaria

Podríamos decir entonces que tienes otro tipo de mente, una que vive aprendiendo diariamente de tus experiencias personales, y decidiendo en base a ella de manera más inconsciente que consciente. Aquí te podrás preguntar ¿Entonces que me he estado enseñando todo este tiempo?, ¿quién es el guía para esta parte de mí?, ¿Qué importancia tiene esto para mi vida?, lo que te podemos adelantar es que el control y desarrollo de esta parte del cerebro lo llamamos “inteligencia emocional”.

Podemos definir esta inteligencia, que sirve de guía, como la capacidad de reconocer mis sentimientos y los de los demás, poder manejarlos y moldearlos. Es por esto que grandes autores de la materia como Daniel Goleman, afirman que de nada vale nuestro IQ, o todos los títulos logrados del mundo, si a la final las emociones son las que terminan manejando nuestro cuerpo y mente.

En 1995, cuando el concepto de IE empezaba a tomar fuerza dentro de las masas, sirvió como explicación de un descubrimiento muy importante, personas con un IQ normal (dentro del promedio) superan un 70% de las veces a las personas con altos IQ. Esta anomalía fue descartando la fuerte idea de muchas personas, que creían que la clave del éxito estaba en nuestro IQ o en nuestra parte racional. Personas de grandes resultados empezaron a tomar este concepto para explicar muchas cosas, entre estas su acercamiento al éxito.

¿Cómo afecta esto a quienes te rodean?

Ahora, alguna vez has estado tan furioso que pones a pagar el precio a personas alrededor tuyo, les dices una frase que no esperaban o te desquitas alzando tú voz hacia ellos sin razón alguna. ¿Has estado en el punto de tomar una decisión donde la emoción y la lógica chocan?, ¿has estado en situaciones en las cuáles los sentimientos y emociones no te dejan decidir?, situaciones como estás, encontraremos por doquier si recapitulamos sobres nuestras nuestras vidas.

Características de la inteligencia emocional

El mencionado Daniel Goleman, psicólogo reconocido y uno de los primeros en esparcir la idea de inteligencia emocional, desarrolló 5 puntos importantes de esta en su libro “Emotional Intelligence – Why It Can Matter More Than IQ” que son:

  1. Conciencia personal. Personas con una fuerte IE son personas muy conscientes de sí mismas. Ellos entienden sus emociones y por lo tanto, no dejan que estas los manejen. Tienen mucha confianza, dado que su intuición no es controlada por sus emociones y no le temen a tomar decisiones.
  1. Regulación personal. Esta es la habilidad de controlar emociones e impulsos. Personas con alta regulación por lo general no se dejan llevar por la rabia o los celos, así no realizan acciones o toman decisiones impulsivas. Piensan antes de actuar. Algunas de las características de las personas con buena regulación son; la habilidad de decir no, no les molesta el cambio, la integridad, y la consideración de los demás.
  1. Motivación. Cuando manejamos un alto grado de IE, nos mantenemos fuertemente motivados. Estamos dispuestos a dejar los resultados inmediatos por un éxito a largo plazo. Este tipo de personas son altamente productivas, aman los desafíos, y son muy efectivos en cualquier cosa que se dispongan a hacer.
  1. Empatía. Este es tal vez el segundo punto más importante de la inteligencia emocional. Es la habilidad de identificar con entendimiento los deseos, necesidades y puntos de vista de aquellos que nos rodean. Las personas con empatía, son muy buenas para reconocer los sentimientos de los demás, así no sean estos tan obvios de notar en la otra persona. Las personas empáticas suelen tener una vida muy honesta, evitan los estereotipos y el juzgar rápido a la gente, son excelentes escuchando a los demás y manejando relaciones. Es una habilidad blanda de alta importancia.
  1. Habilidades Sociales. Usualmente es muy fácil hablar y gustar de una persona con buenas habilidades sociales. Personas que tienen fuertes habilidades sociales son por lo general personas de equipos. Estas personas antes que enfocarse en su propio éxito, ayudan a otros a desarrollarse y brillar. Manejan disputas, son excelentes comunicadores, y son maestros en construir y manejar una relación.

¿Es importante?

Como ya tú debes haber determinado, la inteligencia emocional podría ser esa llave al éxito en tu vida, aún si él éxito es relativo a cada individuo. La habilidad de manejar de buena forma a las personas, y las relaciones, es algo muy importante para todo líder. Así que desarrollar y manejar tu inteligencia emocional, puede ser un buen camino para mostrar a los demás ese liderazgo que radica dentro de ti.

¿Vale la pena fortalecer el IE o coeficiente emocional?

Deja un comentario