¿Cómo puedo descubrir cuál es mi ideal de vida?

¿Cómo puedo descubrir cuál es mi ideal de vida?

El ideal de vida es un valor que está en cada persona al momento de hacer todas las cosas en su vida, como lavarse los dientes, saludar en la mañana, hasta como se trate el agua, como agradezca el aire, como mire al sol, y hasta como salude a la primera persona que ve en su trabajo. En todos estos aspectos se evidencia el ideal de vida, qué es lo que mueve a cada persona, qué valores tienen.

En el orden del hacer, existen los proyectos de vida. Los proyectos de vida son actividades y metas que te pones en el tiempo. Son actividades que quieres realizar, como por ejemplo, leer un libro es un proyecto de vida, hacer un curso es un proyecto de vida. Hay otros proyectos más grandes, ser abogado, por ejemplo, es una carrera que supone un proyecto de vida a largo plazo; ayudar a alguien es un proyecto, en definitiva un proyecto es algo que tienes la opción de realizar o no, si lo realizas te da satisfacción, pero si queda inconcluso tendrás una insatisfacción, quiere decir que la vivencia de los proyectos de vida dan satisfacción, pero esto es distinto a hablar del ideal de vida, ya que este es un valor.

Los proyectos de vida y su relación con el ideal de vida

Trata de responder esta pregunta, ¿tener una familia es un ideal de vida o un proyecto de vida? Tomate tu tiempo para pensar la respuesta.

Tener una familia siempre es un proyecto de vida, es algo que puedes realizar o no, pero, como sea esa familia y como viva esa familia va a depender del ideal de vida que tengan el hombre y la mujer que la constituyan. Entonces, el proyecto de vida de la familia depende del ideal de vida. La calidad de la familia depende del ideal de vida de los padres, es decir que el ideal de vida va a marcar todos los proyectos que realices, el ideal de vida, como persona, va a teñirse en cualquier actividad que hagas.

La persona que tiene una mirada cuantitativa de la vida, es decir, quien se queda en el tener y la cantidad, va a idealizar los proyectos de vida, va a creer que los proyectos de vida le dan la felicidad, va a esperar que el proyecto de vida lo haga feliz y la realidad histórica es que ningún proyecto de vida te hace feliz, porque lo que causan los proyectos en ti es satisfacción, los proyectos de vida NO DAN FELICIDAD.

De dónde proviene entonces la felicidad

Proyecto de vida - Trascender Empresarial

¿Entonces qué es la felicidad, un proyecto de vida o un ideal de vida? La felicidad no es un proyecto de vida, ni un ideal de vida, es la vivencia de un ideal de vida, la persona que está viviendo su ideal de vida es feliz. La felicidad es un gozo interno, mientras que la satisfacción simplemente es un estado emocional

La felicidad es un gozo interior, un gozo del espíritu, y eso se siente cuando estás viviendo tu ideal. Victor Frank, autor de libros como “El hombre en busca de sentido”, expresaba: “la felicidad como el verdadero éxito no debe perseguirse sino seguirse, y eso solo es posible como efecto secundario de la dedicación personal a una causa mayor que uno mismo, la dedicación a un ideal”, quiere decir que la persona que vive su ideal de vida es FELIZ.

Quien solamente cumple proyectos de vida logra satisfacción, por ejemplo, un empresario que tenga solamente una mirada cuantitativa de la vida, va a esperar que el proyecto de vida le de felicidad, y lo que podría suceder es que su empresa sea la número 1 y logre lo que esperaba, pero una vez que lo logre se va a dar cuenta que eso no le da la felicidad que esperaba, entonces se va a obsesionar con que su empresa sea la número de la región, luego del país, y entrará en un círculo vicioso de satisfacciones que se desvanecen y no será feliz completamente.

Por ende, toda persona que cree que los proyectos de vida le dan felicidad, terminan siendo adictos a eso, adictos al poder, al tener, porque cuando tienen cien, quieren mil, cuando tienen mil, quieren un millón, cuándo están siete años en un gobierno, quieren ocho y luego doce, es decir, quieren más todo el tiempo.

¿Cómo saber cuál es el ideal de vida?

¿Porqué hay adicción al tener y al poder? Porque las personas creen que ese proyecto de vida, tener un cargo, tener dinero, les va a hacer feliz y eso no les hace feliz, en cambio cuándo se tiene un ideal de vida y se está viviendo, se es feliz.

Para saberlo debes pensar ¿a quién admiras?, o ¿a quién admirabas cuando eras más chico?, recuerda a aquella persona a quien admirabas y lo que vas a notar es que la admirabas o la admiras porque ves en ella valores que para ti son importantes. Quizá, cuando pienses en esto descubras que ese valor que admirabas en esa persona, es ese valor que tu deseas vivir o deseabas y que tal vez lo olvidaste en el camino. Repasa dentro, muy dentro de ti qué valor admirabas en esa persona y analiza si está o no está vigente en ti ahora mismo ¿cómo darte cuenta de eso? Te voy a contar una historia.

Una historia sobre el ideal de vida

Un grupo de hombres recibió la conferencia de Roberto Perez llamada un ideal de vida. Cuando terminó la conferencia una persona se acerca a él y le dice que desea hablar con él, Roberto accedió,  el hombre le contó que era médico, hijo de médicos y nieto de médicos. Para toda su familia la medicina era importantísima, para el ser médico es algo que está en la sangre, no sabía como describir la sensación que tenía viviendo su profesión. Le contó que una semana antes de escuchar sobre el ideal de vida, pasó algo en su familia que le conmovió.

Su hijo de 17 años, quien termina el bachillerato, se acerca y le dice que él no quiere ser médico porque no quiere ser como él. Esa persona quedó plantado, quería defenderse pero se sintió como acobardado, sentía que su hijo le estaba diciendo algo que le resonaba, porque hacía un tiempo que sentía una insatisfacción de fondo. Él se daba cuenta que algo andaba mal pero, no sabía porqué, y su hijo, con sus palabras, lo había puesto frente al problema, en ese momento más que reaccionar o atacar a su hijo, se cayó y espero.

Cuando escuchó todo sobre el ideal, dijo: llegó el momento; y cuándo estaba sentado con Roberto le contó que había tomado una decisión, dentro de tres semanas partiría para Bosnia porqué iba a trabajar como médico sin fronteras en esa zona (médico voluntario). Sentía que quería recuperar algo que había perdido, no sabía que era, pero algo le decía que en su corazón había un vacío y tenía esas ganas de realmente de ver si reencontrándose con una situación como esa, se daba cuenta de algo que en lo cotidiano no había notado.

Habló con su esposa, ella le dijo que tenía que ser consciente que podía perder la vida, pero él estaba decidido realmente a recuperar algo y volver con todas las ganas a ello. Ella le dió su apoyo, apoyo que fue decisivo, el padre, el abuelo y los amigos decían que estaba loco, y sentían que no tenía que irse tan lejos para buscar su ideal de vida, pero él sentía que tenía que desconectarse de lo cotidiano, de lo que lo absorbía para encontrarse consigo mismo, y así lo hizo.

Un cambio radical para cumplir con el ideal de vida

Se va para Bosnia a la primera semana llega una carta. El primer viernes llega la carta donde él escribe a su familia y adjunta a la carta una foto de un niño que no tenía brazos y que se veía sonriente. Él relata la historia de ese chico y todo lo que pasaba en su entorno. Todos los viernes llegaba a la casa una carta que él mandaba en donde siempre adjuntaba una foto con una historia de algún chico o un grupo de chicos, en la familia todas las semanas se leía esa carta, inclusive empezaron a llevar las copias de la carta al consultorio donde él trabajaba anteriormente

La gente pedía copias para llevar a sus casas porque sus historias eran impactantes, las cartas eran llevadas a colegios para ser compartidas en las clases, aparecieron en revistas de varios colegios. Él no suponía que sus cartas habían tenido todo ese efecto, a los seis meses fue tiempo de su regreso, mientras él estaba acercándose a la escalera eléctrica para bajar, un montón de gente lo estaba esperando con carteles, amigos, familiares, pacientes, todos se encontraban allí y en ese momento cuándo él se acerca, todos empiezan a aplaudir. Él ve gente aplaudiendo y mira para atrás porque piensa que venía un famoso o alguien importante, es entonces cuando nota que esos aplausos y ese caluroso recibimiento es para él.

Fue tan fuerte la emoción que se puso a llorar, mientras lloraba, lo primero que hace es abrazar a su grupo familiar, en ese momento su hijo mayor se acerca, le abraza y le dice: “papá quiero ser médico como tu.”

De eso se trata el ideal de vida, del impacto que generas con tus acciones diarias, a tu entorno. ¿Y tú estás viviendo tu ideal de vida? En Trascender Empresarial tenemos talleres enfocados desde el SER, al HACER descubre más sobre nosotros.

Artículo basado en la charla “Ideal de vida” de Roberto Pérez.

Deja un comentario