Tomemos decisiones que nadie en su sano juicio se atrevería a tomar

Tomemos decisiones que nadie en su sano juicio se atrevería a tomar

El mundo globalizado de hoy en día ha marcado tendencias en cuanto a tecnología e innovación, y para nadie es un secreto que desde hace 20 años tenemos un sin fin de utilidades, que anteriormente jamás nos imaginariamos que tendrían tanto auge; y que además, se convertirían en elementos necesarios de nuestro día a día. Por citar algunos ejemplos tenemos a Google, Airbnb, Uber, Netflix, etc, ejemplos que están marcados por decisiones.

El día de hoy vamos a analizar tres historias de StartUps, una muy conocida como Google, y otras dos que a pesar de no haber sonado tan fuertemente en Latinoamérica, han sido herramientas poderosas que están marcando tendencia en el mundo. Lo que queremos recalcar siempre es que hay un punto donde concuerdan la mayoría de las historias de éxito, y es, el haberse atrevido a tomar decisiones “locas”. Decisiones que nadie en su sano juicio se atrevería a tomar, pero que subyacen ideas que dan un nuevo rumbo al mundo. La invitación es, después de entenderlas, a pensar fuera del molde y a cuestionar todo el sistema de creencias con los que hemos sido formados.

Google y su idea loca de ser el clasificador de información más grande del mundo.

En 1996, Larry Page y Sergey Brin iniciaron Google como un pequeño proyecto de investigación. Su idea era sencilla, crear un buscador que clasificara las páginas de internet según el número de páginas que ofrecieran vínculos a ella. Estos dos estudiantes de Stanford descubrieron a medida que avanzaban, que podían lograr un gran impacto en el mundo informático si creaban un motor que se encargara de clasificar todo lo que ERA clasificable. Su idea “loca” era que todo lo que se buscara en internet tuviese que pasar por su herramienta, más adelante llamada “Google”.

Los dos jóvenes compartieron sus ideas con muchos profesores e investigadores quienes no aprobaron su iniciativa puesto que les parecía algo imposible y no encontraban una manera en la que se pudiese almacenar mucha información para tantas personas en el mundo. Sin embargo, Peter y Sergey tomaron está decisión, perseveraron, estudiaron y aplicaron… continuaron. Hoy en día sabemos que Google es el clasificador más grande del mundo y es difícil concebir un mundo sin él; estos chicos lograron crear el imperio informático más grande del mundo. ¿Cómo lo hicieron? Tomando una decisión que casi nadie en su sano juicio se atrevería a tomar, ni mucho menos sostener.

Threadless, la empresa que vende más camisetas en el mundo y no gasta un solo peso en sus propios diseños.

En Threadless venden camisetas y otros productos diseñados por sus propios usuarios, reciben diariamente más de 300.000 diseños, y en el 2010 vendieron más de 30 millones de dólares en total. Jake Nickell y Jacob DeHart, en Noviembre del año 2000, decidieron hacer su idea realidad, publicaron un post en sus redes sociales dónde pedían apoyo a muchos de sus amigos sobre diseños para unas nuevas camisetas que querían hacer, descubrieron que tenían mucho apoyo y que la gente colaboraba con ideas muy interesantes. Fue así que pensaron en crear la primer StartUp de venta de ropa, sin tener que ser diseñador ni gastar dinero en ello.

Al comienzo participaron en un sin número de concursos para recibir fondos sin recibir apoyo alguno, la idea fue cuestionada y el modelo de negocios con diseñadores tipo freelance también lo fue, sin embargo, mantuvieron su loca decisión y ya anteriormente mencionamos el resultado de su gran idea. Es que si te hubiesen dicho hace 20 años que ibas a montar una tienda de ropa, sin tener que gastar dinero en diseñadores, ¿qué habrías pensado?.

Trascender Empresarial - Decisiones Sano Juicio Cuerpo
Photo by rawpixel on Unsplash

¿Voces para los que no tienen voz, decisiones para la paz?

Ushahidi da la oportunidad de hablar de manera anónima a personas que han tenido experiencias traumáticas debido a conflictos armados. En las elecciones presidenciales de Kenia del año 2007, que trajeron consigo muchísima violencia y caos social, Juliana Rotich, una profesional en tecnología de la información, creó inicialmente esta aplicación para documentar todo el peligro y la violencia que se evidenciaba en esa época.

Para hacerlo, ella obtenía información de cada estudiante y la subía a Google Maps, a fin de prevenir a muchas más personas sobre la situación. Su idea era que muchas más personas pudiesen informar a otros sobre situaciones de peligro, esto suena lógico, pero la parte más interesante era ¿cómo hacer para que esto realmente funcionara y para que tuviese un impacto positivo en la sociedad?.

Juliana obtuvo la respuesta y todo gracias a la tecnología, ya que hoy Ushahidi es una de las apps más reconocidas en el mundo, con premios otorgados por la ONU, en dónde registra que ha salvado más de 700 mil vidas alrededor del mundo. Juliana tuvo una idea, la de ayudar a su país y combatir la violencia, y en un sistema en dónde hasta tu misma mente te llama loco por querer algo así, ella mantuvo su decisión y marcó la diferencia.

Estás tres historias llenas de éxito, tienen un mensaje que dejarnos, estás a una decisión “loca” de lograr algo tan grande como Google, tan innovador como Threadless y que pueda salvar tantas vidas como Ushahidi. Nuestra intención como organización es brindar educación, herramientas y casos aplicados que nos lleven a pensar que lo imposible es posible. ¿Qué esperas para hacer tus ideas locas una realidad?

Deja un comentario