Claves para emprender: planeación

Claves para emprender: planeación

La planeación resulta ser una de las claves para emprender más básica y fundamental que todo empresario debe aprender a dominar si quiere obtener resultados positivos en su camino hacia el éxito. Por ello, en Trascender Empresarial queremos compartir con ustedes algunos tips y consejos de cómo ser realmente efectivos a la hora de construir una empresa o un negocio propio.

Lo primero es entender que todo parte de la planeación, que no hay una acción productiva sin que esta haya sido planeada antes. Michael Porter, experto de la modernidad en administración y planeación, afirmaba que uno de los secretos por el que los japoneses tenían tanto éxito empresarial y tanta disciplina personal, era que dedicaban el 80% de su tiempo a planear y el 20% a ejecutar. De hecho, fue Porter quien popularizó la famosa Ley de Pareto de que el 20% de los esfuerzos taren el 80% de los resultados.

Para Porter, la planeación es el punto de partida de todo proceso empresarial exitoso. Ahora, deben entender queridos lectores, que hablar de empresa no significa tener 20 o 200 empleados a cargo y posee maquinaria o equipo. Si uno de ustedes, es una persona que está comenzando a construir su sueño y de momento está sola, bienvenido al mundo empresarial, pues es en este punto donde es más importante seguir los principios que acá te mostramos en la serie claves para emprender. Por ejemplo, preservar sin planear los puede poner en un camino de insistir en actividades pocas productivas, y por ello no ven resultados.

Comencemos por planear el día a día

Trascender Empresarial - Planeación Cuerpo

Photo by Glenn Carstens-Peters on Unsplash

Programar nuestro día a día es una herramienta muy poderosa y necesaria, después de todo, los resultados que obtenemos en el mediano y en el largo plazo, no son más que la suma de nuestras acciones diarias. Ahora, este es un consejo sencillo de seguir, solo deben separar unos 20 o 30 minutos al final de cada noche para anotar en su agenda o registrar en un calendario en línea, todas las actividades que harán durante el día siguiente, incluso hacer una llamada debe quedar registrada allí.

Algunas personas tienen una muy buena memoria, pero otras no, incluso si son de aquellos con buena memoria, el punto no es solo evitar olvidar las cosas, sino ordenarlas según la prioridad que tengan. Por ejemplo, es probable que deban ir al médico, siendo esta una actividad que sencillamente no pueden mover. Si deben llamar a empresas para promocionar sus servicios y productos, deberán hacerlo en los horarios en que estas suelen atender, por ejemplo, al mediodía no lo podrás hacer.

Planeando el día a día también podrás ir perfeccionando cómo distribuyes tu tiempo, optimizando el uso que le das para ejecutar ciertas tareas que pueden ser repetitivas. Por ejemplo, si diariamente deben escribir un artículo para su blog, lo que implica investigar la información necesaria para luego redactar, es probable que mientras lo hacen se distraigan con otras actividades, como revisar el correo personal. El objetivo es que designen, por ejemplo, de 8:00 a.m. a 9:00 a.m. para hacer la revisión de sus correos y de las novedades en redes sociales, y de 9:00 a.m. a 11:00 escribir en el blog.

Medir el progreso

Es necesario tener una forma de medir nuestro progreso, en especial respecto de las actividades que hacen parte de una meta de mediano o largo plazo. En la actualidad hay muchas aplicaciones y herramientas para ayudarnos con nuestra planeación diaria, algunas son más sofisticadas que otras, pero en principio les permiten no solo registrar cada acción diaria sino monitorear el % o nivel de progreso de dichas acciones.

Por ejemplo, imagínense que tienen la meta (tarea principal) de conseguir 10 nuevos clientes en un periodo de 3 meses. Esto implica realizar ciertas tareas como llamar y visitar X número de clientes potenciales a la semana, cada cliente que llaman y que visitan es un momento de progreso respecto de la tarea principal  de conseguir 10 clientes nuevos. De esta forma podrán saber si van atrasados o al día respecto de sus pendientes. Digamos que su objetivo es llamar y visitar 10 clientes semanales, y que ya es miércoles y solo han llamado y visitado 3 de ellos, entonces podrán notar que deben ajustar el resto de su semana para cumplir con la meta prevista.

Después de cierto tiempo ejecutando la tarea de programar cada día y de hacer un seguimiento al progreso en cada una de sus tareas, irán perfeccionando el uso de su tiempo hasta llegar a tener un día totalmente productivo, incluso cuando se trate de descansar y pasar tiempo con la familia.

Apoyarse en alguien siempre es útil

Planear el día a día requiere de desarrollar cierto grado de disciplina. Ahora, hacerlo diariamente irá reforzando dicho principio, uno también fundamental para lograr el éxito personal. Sin embargo, al iniciar puede ser un poco difícil acomodarse al hábito de planear, por ello apoyarse en una persona cercana resulta algo muy provechoso.

Para esto, lo recomendables es compartir su agenda con alguien, para lo que resulta muy práctico usar alguna herramienta en línea como el calendario de Google. No solo se trata de que esa persona sepa cómo está programado su día para que los llame en determinado momento, y así verificar si están o no cumpliendo con lo que se supone deberían estar haciendo en dicho momento. También se trata de compartir las metas con sus seres cercanos, se trata de crear una atmósfera de apoyo hacia esos planes y metas que quieren conseguir.

Ahora, deben tener claro que si están en el camino del emprendimiento, es probable que algunos de sus seres cercanos no los apoyen, no porque no quieran, sino porque tienen miedo que no les vaya bien y, al final de cuentas, ¿qué es lo que más quiere un ser querido? Así es, protegernos. Otra razón es que no les tengan confianza, pero si ven que planean su día a día y que ejecutan ese plan con disciplina y eficiencia, entonces las cosas comenzarán a cambiar. Recuerden que el universo o la vida, como prefieran decirle, nos devuelve lo que nosotros le entregamos.

Deja un comentario