El sistema educativo empobrece la mente

El sistema educativo empobrece la mente

En pleno siglo XXI, para nadie es un secreto que el mundo ha ido evolucionando a pasos agigantados. La tecnología cada vez muestra avances más sorprendentes, y podemos hablar de cómo hace 100 años, la comunicación era un tema complicado al depender de los telegramas, que tardaban meses y meses en llegar a su lugar de destino. Hoy, en un segundo puedes entablar una conversación con una persona que se encuentre del otro lado del mundo, el internet cambió completamente la forma de ver y vivir el mundo. Muchos factores han evolucionado al día de hoy, pero el sistema educativo, en muchas partes del mundo, es algo que se ha mantenido intacto desde el momento de su creación.

Nos remontamos (hablando de América), a que la primera escuela de educación pública fue creado en el año 1538 en República dominicana, pero el sistema educativo como tal hace su aparición tiempo después de la época de la Revolución Industrial.

En esa época se enseñaba a la gente para que trabajase en fábricas, no a emprender. Si hacemos un análisis, hay mucha similitud entre el trabajar en una fábrica y estar en un aula de clases. Estamos uniformados en ambos casos, debes cumplir horario, alguien te da órdenes y te dice lo que debes hacer. Está prohibido que hayan tertulias entre compañeros, tienes un corto lapso de tiempo entre las jornadas para descansar y comer un poco, demasiadas coincidencias juntas, ¿no crees?

¿Es entonces realmente necesario asistir al colegio? ¿Le hacemos un bien a los niños llevándolos a estos sitios? ¿Es realmente necesario para un camino de prosperidad, felicidad y éxito tener un cartón de profesional?

Ser alguien en la vida

Es algo común que nuestros familiares nos den como consejo, y casi como regla de oro, “estudia para que seas alguien en la vida”. Es decir, vivimos en una sociedad donde ser bachiller, tener un título profesional, es indicador que eres “alguien”. Sin esos dos rubros mencionados anteriormente, eres un “don nadie”. De hecho, emprender puede ser visto como algo muy riesgoso y, en la mayoría de los casos, te dicen: “no seas tonto, mantén un ingreso fijo”.

Como jóvenes crecemos pensando que la única manera de salir adelante en al vida, de lograr bienestar y de alcanzar nuestros sueños, es estudiando en el sistema educativo tradicional. Pero, resulta que esto es algo alejado de la realidad. En Colombia la tasa de desempleo se ubica en un 9,2%, según datos del DANE, pero esta tasa toma como empleo hasta a una persona que se monta a los buses a pedir dinero todos los días.

Esto no es un factor que permita medir realmente la crisis educativa, ni mucho menos por la que pasa un profesional colombiano, que según el DANE, sale a ganarse, como recién egresado, en promedio $1.200.000 (millón doscientos mil pesos colombianos). Cifra que a duras penas alcanza para vivir en una buena residencia y comer moderadamente bien. ¿Entonces qué es lo que pasa?, ¿por qué nos siguen diciendo que hay que estudiar para ser alguien en la vida?

el Sistema Educativo | Trascender Empresarial
Photo by Faustin Tuyambaze on Unsplash

Un sistema educativo obsoleto

Lo que ocurre es que el mundo ha cambiado, como mencionamos anteriormente, y seguimos educándonos como se educaban las personas hace más de 100 años, para salir a trabajar en fábricas y buscar empleos que YA NO EXISTEN. Además de eso, y como un factor aún más preocupante, psicólogos, como Howard Corner, afirman que no se puede enseñar a varios individuos de una misma manera, ya que todos tienen distintos tipos de aprendizaje y no se fortalece su inteligencia emocional.

El sistema educativo nos enseña a todos lo mismo, de la misma manera. Juzga al inquieto y al curioso, y premia al que no se mueve de su puesto. Acusa al que no es bueno en matemáticas, lenguaje o ciencias naturales, relegando otras habilidades importantes, como el arte, el saber escuchar, el hablar en público etc. Sin tener en cuenta que estas últimas,también llamadas habilidades blandas, son de mucha mayor importancia que las competencias lectoras o matemáticas para desarrollar el verdadero potencial de una persona.

¿Por qué empobrece la mente?

El sistema educativo empobrece la mente porque te enseña que preguntar mucho es malo, que tienes que aprender de temas que muchas veces no son de tu interés, el de un niño o un adolescente, y que tienes que ser siempre mejor que tus amigos o compañeros. Te enseña que ser alguien en la vida, únicamente tiene que ver con memorizar escritos, saber sumar o multiplicar, te enseña a no atreverte a hablarle a tu compañero de al lado, porque serás castigado. Te enseña que no puedes cometer el más mínimo error, porque en la fábrica tu jefe no lo va a tolerar, te enseña que no debes soñar en grande porque primero debes adquirir experiencia e ir escalando poco a poco.

Hay que hacer algo con el Sistema Educativo, y no solo lo pensamos en Trascender Empresarial, también lo dicen grandes personalidades en el mundo mediante documentales y análisis profundos, averígualo en los siguientes links.

Documental un crimen llamado educación

La educación prohibida

 

Deja un comentario