Desarrollar inteligencia emocional y su efecto en el emprendimiento

Inteligencia emocional, seguramente lo has escuchado mucho, pero ¿sabes qué es? Incluso más importante saber qué es, ¿tienes idea de cómo desarrollarla y aplicarla a la vida diaria? Hace unos meses publicamos un artículo sobre la inteligencia emocional en el que puedes revisar qué significa, cuáles son sus componentes y cómo se diferencia del desarrollo intelectual tradicional. Desarrollar inteligencia emocional te puede sonar a algo que simplemente se puso de moda, sin embargo, es solo una forma de denominar un conjunto de prácticas y respuestas antes las situaciones que a todos se nos presentan cada día, en especial si estás en el mundo del emprendimiento.

Emprender es una batalla diría con nuestros miedos, dudas e inseguridades, y en especial, es una batalla constante para continuar con la mejor actitud y el convencimiento de obtener unos resultados deseados a pesar de las dificultades. Es una carrera contra la “quejitis” y el conformismo derivado de los hábitos que ya poseemos y que en muchas ocasiones no nos permiten avanzar. Imagina que te acabas de quedar sin trabajo, que has intentado emprender, pero no te ha ido bien, que acaban de rematar tu casa porque no pudiste cumplirle al banco con lo pagos, y a ti y a tu pareja solo les queda un carro viejo en el que probablemente tendrán que pasar la noche, ¿qué harías?

Ahora, una situación no tan extrema. Imagina que estás emprendiendo, pero solo consigues lo necesario para sobrevivir y tu negocio te demanda visitar clientes todos los días y cuentas solo con un par de pantalones, un par de camisas y un par de zapatos, ¿seguirías emprendiendo? Muchos probablemente respondan: ‘pues si el negocio es bueno, claro que lo haría’, pero, ¿quién te asegura que el negocio es bueno? Recuerda que Coca-Cola solo vendió 22 botellas en su primer año, que cuando salieron los primeros teléfonos celulares (que eran enormes e incómodos), nadie daba un peso por ellos y todas las compañías de telecomunicaciones decían que era una pérdida de tiempo.

Trascender Empresarial - Inteligencia Emocional Emprendimiento I
Photo by rawpixel on Unsplash

La respuesta está en desarrollar inteligencia emocional

La primera situación la vivió Robert Kiyosaki junto a su esposa Kim. En los años 80’s tuvieron que vivir durante algún tiempo en su carro, pero estaban convencidos que saldrían adelante con el camino del emprendimiento. Hoy tienen más de 10 mil propiedades entre apartamentos, casas y locales comerciales gracias a las cuales, y a otras inversiones, son multimillonarios. Kiyosaki se ha convertido también en uno de los escritores de finanzas personales más importantes de la historia, y su esposa es también una fuente de inspiración para las mujeres, ella también es escritora.

La segunda fue la historia, durante dos años, de Arturo Calle, uno de los empresarios más importantes de Colombia y dueño de la cadena de almacenes de ropa masculina mejor posicionada en nuestra región. ¿Qué hacía durante esos dos años? Visitar clientes ofreciendo sus productos, vendiendo. Si, leíste bien, vendiendo. En la actualidad, a la gran mayoría de las personas no les gusta las ventas, de hecho, para muchos es algo hasta vergonzoso. En mi trabajo como consultor en logística, muchas ocasiones me llegaban peticiones como esta: “ayúdele a mi hijo pasando su hoja de vida en las empresas que usted conoce, así sea en ventas” Si eres emprendedor o quieres serlo no olvides que debes aprender a vender, eso se llama inteligencia comercial, inteligencia sobre la que escribiremos más adelante.

Luego de este pequeño paréntesis, desarrollar inteligencia emocional fue una de las claves para que tanto Kiyosaki y Arturo Calle, al igual que la gran mayoría de los emprendedores, pudieran tener éxito en sus vidas a pesar de las dificultades. No basta con tener visión y disciplina, debemos estar siempre con buena actitud, transmitir buena energía e inspirar a los demás a que nos sigan o a nos compren nuestra idea o nuestro producto. Tener esa capacidad es lo que se logra al desarrollar inteligencia emocional.

Tener dificultades es algo de todos los días, ya hemos dicho eso, y no es fácil permanecer fuerte e inmutable cuando, por ejemplo, no has pagado tu tarjeta de crédito o cuando acabas de terminar una relación sentimental. Es normal sentir que a veces no queremos ni pararnos de la cama, pero si desarrollamos inteligencia emocional, vamos a encontrar la forma de hacerlo, y hacerlo con mucho ímpetu.

Otros ejemplos en los que la inteligencia emocional es útil

No solo se trata de controlar las frustraciones o saber cómo mantener una buena actitud a pesar de las malas experiencias y las dificultades, desarrollar inteligencia emocional también es útil para controlar las emociones cuando interactuamos con los demás. No se trata de estar siempre alegre, es tener la capacidad de identificar cuando podemos enojarnos y qué tanto enojarnos, de saber en qué momento es prudente celebrar porque simplemente no sabemos las vueltas que dará la vida.

Imagina que acabas de ganar un pleito legal y celebras con gozo tu triunfo, te ríes con tus familiares o colegas, eso no está mal, pero del otro lado está el lado perdedor y es probable que tus risas sean vistas como señal de insulto, después de todo, ¿a quién le gusta que se burlen de sus derrotas? Si celebras, hazlo con prudencia y respeto, es probable que en unos años necesites algo de alguien de aquel bando. Ahora, si eres del otro lado, el que acaba de perder, entonces también debes tener la fuerza para aceptar la derrota como algo normal, como algo que podía pasar y que por ello no te sorprende, mantienes tu dignidad intacta y decides seguir adelante aprovechando esa derrota como un pilar de tu aprendizaje. Ambas situaciones, ambas reacciones requieren de inteligencia emocional.

Y, ¿cómo desarrollar inteligencia emocional? Lee, lee mucho, lee como nunca has leído en tu vida. En los libros está el secreto para transformar la mentalidad de cualquier persona, para darle criterio, capacidad de decisión y fortaleza emocional. ¿Te imaginas cómo serían nuestros países si en lugar de leer 2 libros en promedio por persona al año, leyéramos 10? Además de leer, busca una buena asociación, busca personas que te aporten visión, que hablen de cosas constructivas y que sean ejemplo de lo que tú quieres lograr. No veas televisión, al menos no aquella que sabes tiene un mensaje negativo, y decides ver películas que te inspiren, hazlo con medida, recuerda que si queremos tener éxito en un emprendimiento debemos obsesionarnos, lo que no significa abandonar todo lo demás, pero sí implica estar dispuestos a dormir poco y a sacrificar las fiestas, los paseos y los lujos mientras construimos la riqueza necesaria para que todas esas cosas las podamos disfrutar cuando queramos y no cuando podamos.

¡Emprende, no te quejes!

Trascender Empresarial - Emprende, no te quejes Cover

Hace algunos días he venido pensando mucho en el tema de la disposición que tiene nuestra región hacia el emprendimiento, una disposición muy marcada por el deseo de jóvenes que quieren ser independientes y que no quieren vivir sus vidas a la sombra de un empleo, una generación que quiere tener el control de su vida, una que las cifras sitúan en un 78%. Esto suena genial, ¿cierto? Sin embargo, me he estado preguntando, ¿qué tanta voluntad hay de emprender y qué tanta pereza hay hacia el trabajo detrás de esa disposición a emprender?

Este artículo tiene como fin crear conciencia hacia la resiliencia que todo emprendedor debe tener y no tanto hacia cuestionar la actitud facilista que desafortunadamente se ve en nuestra sociedad. Emprender no significa levantarse a la hora que queremos, eso se convierte en una opción cuando se tiene la libertad para hacerlo y eso implica tener el tema económico resuelto, de hecho, emprender puede traer consigo más trabajo que un empleo. Somos muy dados a quejarnos, si hace calor porque hace calor, si hace frío porque hace frío, del presidente de turno, de la situación económica porque está muy mala (desde que soy niño, y tengo 36 años, he escuchado que está mala), etc., etc.

Ahora, la realidad es que la situación económica si está mala o cómo explicamos el hecho que cerca del 67% de la población, por ejemplo, de Colombia gana un salario mínimo o menos. Pero, el punto no es si está mala o no la situación económica, el punto es: qué estamos haciendo para cambiarla además de publicar en Facebook e Instagram post de libertad financiera cuando no la tenemos o cuando no la estamos construyendo. Somos incoherentes en muchas ocasiones y tendemos a reemplazar las acciones que debemos ejecutar por la “quejitis”, una de las enfermedades de esta época.

¿Por qué emprender puede ser tan difícil?

En días anteriores, publicamos un artículo sobre la capacidad que debe tener un emprendedor, y en general cualquier persona, de aprender de sus errores y de hasta verlos como una bendición, suena difícil para lo que estamos acostumbrados. Después de todo, no estamos educados para aprender a perder, porque quien pierde es un perdedor, alguien que pierde estatus, alguien que, ante los ojos de la mayoría, carece de cualidades imitables.

El asunto es que como no sabemos perder recurrimos a una de dos opciones, puede haber otras, pero estas serían las más comunes: quejarnos y culpar a otras personas o a las circunstancias, o dejar de intentar tras un fracaso o una derrota. ¿Ustedes se imaginan a alguien que hubiese sido de Apple si Steve Jobs hubiese tenido una mentalidad de quejarse cuando buscaba inversionistas para poder sacar la Apple II? Qué tal esto: llamada número 5, quinta llamada en la que le dicen que no van a invertir en su empresa, y Steve Jobs, en lugar de hacer la sexta llamada, comienza a quejarse de lo tacaña que son las personas que tienen dinero. El final de la película hubiese sido muy diferente, Steve Jobs hubiese desistido de su sueño y hubiera terminado haciendo cualquier otra cosa.

¿Cuántos de nosotros hubiese resistido 499 NO antes de conseguir el primer SÍ? Y es que el quejarse tiene mucho que ver con el rendirse. ¿Esto implica que no podamos quejarnos nunca? No, somo seres humanos y tenemos todo el derecho a equivocarnos y eso incluye quejarnos, pero, por lo que más quieras y anhelas en tu vida, si te llegas a quejar, respóndete a ti mismo: no te quejes y sigue trabajando, sigue luchando. Emprender se vuelve difícil porque debemos batallar cada día con nuestros miedos, inseguridades, dudas, paradigmas y con todos los pensamientos negativos y de escasez que hemos acumulado durante nuestras vidas.


Photo by Sam Xu on Unsplash


Entonces, ¿qué debemos hacer?

Yo escribo esto porque adivinen, también me quejo, también tengo conflictos, dudas y miedos, muchos paradigmas y que aún no confío lo suficiente en mí. Pero, miro hacia atrás y encuentro que antes era peor y que hoy, a diferencia de hace unos años, creo firmemente en que soy capaz de lograr lo que se me venga en gana, lo que me proponga. De ahí parte todo, si no tienes confianza en que eres extraordinario, nunca lo serás.

Pero detrás de esto hay un proceso, algo que muy poco miramos ya que somos, reitero, una sociedad que se fija más en el resultado que en el proceso. El proceso implica desarrollar las habilidades necesarias, pero más que nada, desarrollar hábitos de éxito. Uno de los más importantes es la lectura, no hay nada más poderoso que leer y nada más aburrido para la gran mayoría de la población latina. En Colombia leemos en promedio 2 libros por año, en España la cifra llega a los 10, y en ¡Finlandia son 47!

Leer es el primer paso para controlar los pensamientos y crear nuevos hábitos, crear nuevos modelos mentales, tener una percepción positiva hacia el dinero y pensar en abundancia. Debemos asociarnos con las personas correctas, personas que compartan nuestra visión, personas que sean del tipo que venden pañuelos y no del tipo que lloran, personas que hayan recorrido el camino que estamos caminando, personas que nos puedan inspirar.

Para terminar, los quiero dejar con una pregunta para que midan qué tanto nivel de merecimiento tienen, qué tanta autoconfianza y cuál es tu percepción respecto del dinero. Piensa en una persona que para ti gane mucho dinero, que represente un nivel de ingresos que para ti sea impresionante, que digas: increíble lo que gana esta persona. La pregunta es, ¿cuál es el ingreso mensual que tendría una persona de estas características? ¿Cuál es la cifra que para ti se constituye en un ingreso impresionantemente grande?

La coherencia, una virtud que marca el camino del éxito

Trascender Empresarial - Coherencia

En la actualidad es fácil encontrar múltiples textos, imágenes, frases y otros tantos mensajes sobre cómo tener éxito en la vida, cómo ser un emprendedor exitoso, cómo llevar una vida significativa, entre otros mensajes que invitan a hacer lo correcto. Sin embargo, ¿cuántos de nosotros hemos publicado cosas sin haberlas puesto en práctica primero? Es fácil ser una especie de ‘coach’ de vida hoy en día, es fácil decirle a los demás lo que es correcto y cómo trascender, pero no es fácil hacerlo e inspirar con el ejemplo en lugar de tratar de influenciar con palabras, es decir, no es fácil tener coherencia.

La coherencia es una de las cualidades que más fácilmente diferencian a una persona de éxito entre el común. La coherencia se puede resumir en ser capaz de actuar de forma consecuente y lógica con nuestros pensamientos y nuestras palabras. Ahora, ¿qué tiene eso de difícil? Cuando se emprende no habrá ningún jefe que nos diga lo que tenemos que hacer y no tendremos la motivación de hacerlo si queremos conservar nuestro trabajo, cuando se emprende dependemos de lo que cada uno sea capaz de hacer desde la propia disciplina, pero resulta muy fácil decir cosas como: “triunfa a pesar de tener miedo”. Sería muy interesante saber cuántos triunfos ha tenido quien escribió esa frase y cómo supera sus miedos.

Esa frase la publiqué en el Instagram hace algunos meses y no digo que no sea cierto o que no sea consciente de mis miedos, pero sé que ha habido muchos momentos en que simplemente se queda en palabras y sé que, para muchos, las publicaciones del Facebook o del Instagram y mucho del contenido sobre cómo tener éxito que vemos en Internet se quedan en eso, en palabras. En este artículo queremos compartir con ustedes lo que significa la coherencia por medio de una historia, la de perdón y reconciliación que promovió Nelson Mandela.

Una historia de cambio

Cuando Nelson Mandela asumió como presidente de Sudáfrica, lo hizo tras la caída del Apartheid, término que significa ‘separación’ y que fue empleado por los afrikáans para denotar todas las políticas que dieron forma a la segregación racial impuesta por el gobierno sudafricano para diferenciar los derechos de los blancos a los derechos de las personas de color. El Apartheid duró casi 50 años y se caracterizó por la represión, la supresión de la libertad de expresión, el encarcelamiento injustificado y sin un proceso legal justo, el maltrato, los asesinatos y las desapariciones justificadas bajo la premisa que la raza negra era inferior a ellos.

Al terminarse este régimen, quedó una sociedad dividida por el odio, el resentimiento y el miedo, una división que dejó al país al borde de una guerra civil. Al asumir como presidente, una de las primeras misiones de Mandela fue terminar con esa división, y si bien incluso hoy en día aún cosas por resolver en dicho país, como en la gran mayoría del mundo, logró cambiar ese escenario a través del deporte, a través del rugby. Tal vez quieras ver el documental “El 16avo hombre”, algo similar a decir en el fútbol ‘el jugador número 12’, ya que en el rugby se juega con 15 jugadores por equipo, documental en el que, a través de los testimonios de jugadores, directivos, periodistas, guardaespaldas de Mandela y activistas políticos de la época, todo lo que significó el liderazgo y el cambio que propuso Nelson Mandela.

Trascender Empresarial - Nelson Mandela
Photo by John-Paul Henry on Unsplash

Como todo mensaje diferente, Mandela fue muy criticado y la gran mayoría de sus electores, quienes eran también la mayoría del país, no entendían cómo él, quien fue elegido para darle a la raza negra el lugar de privilegio que se merecían, ahora proclamaba igualdad y perdón, como ahora apoyaba al equipo de rugby, los Springboks, quienes, ante los ojos de los sudafricanos antes oprimidos, representaba todo lo negativo que significó el Apartheid. En aquel entonces, 1994, el comité de deportes del país decidió eliminar el nombre y los colores del equipo de rugby, sin embargo, Mandela se opuso a ello y los convenció de conservar toda la imagen y todo lo que representaba a los Springboks, la razón que les dio: “debemos perdonar y acabar con el ciclo de temor que amenaza con destruir este país, debemos sorprenderlos con el perdón”.

Un liderazgo basado en el ejemplo

Mandela estuvo preso por más de 27 años por ser acusado como terrorista, por defender los derechos civiles en realidad. Tras salir de prisión, ¿qué hizo? Perdonar a quienes lo encarcelaron durante tanto tiempo en una celda de 2 metros x 2 metros. En su juventud hacia lo que muchos sudafricanos antes de reconocer a los Springboks como parte de su nación, apoyar siempre a sus rivales, sin embargo, tras su salida de prisión se convirtió en el fanático número 1 de los Springboks, de ahí el nombre del documental “El 16avo hombre”.

Mandela aplicó coherencia entre su mensaje de perdonar y sus acciones, las cuales se resumen en eso, perdonar y pasar la página para construir un mejor futuro. Parte de sus guardaespaldas eran blancos, al igual que muchos funcionarios de su gobierno, no sólo porque representaba un acto más de reconciliación sino porque también entendía que necesitaba personas que conocieran todo el esquema de administración del país. Ser coherente también implica reconocer las habilidades y fortalezas en los demás, aceptarlas y aprovecharlas para el bien común, ello es un rasgo de liderazgo.

No solo basta con decir: hay que aceptar a los demás con todo y sus diferencias en pro de entre todos reunir las habilidades necesarias para sacar adelante un emprendimiento. Debemos hacerlo de forma genuina y dar ejemplo de aceptación e integración en un mundo que pregona por la inclusión, pero que sigue separando a quienes son diferentes, a quienes piensan y hacen cosas diferentes.

Antes del Mundial de Rugby de 1995, que se celebró en la misma Sudáfrica, el equipo de rugby realizó una campaña en la que viajaban por todo el país para entrenar y compartir con niños de diferentes poblaciones de escasos recursos, la campaña se llamó: “un equipo, una nación”. En un principio nadie la apoyaba, ni siquiera los propios jugadores, pero gracias a la coherencia que encontraron en el mensaje de Mandela, se inspiraron a hacer parte de ella en una forma honesta y con el tiempo se convirtieron en el foco de la atención y el cariño de una gran mayoría del país, cuando solo unos meses atrás esa gran mayoría los querían eliminar.

¿Por qué apostarle a la coherencia?

Mandela logró a través de su ejemplo inspirar a toda una nación, tanta fue la inspiración, que los Springboks ganaron el Mundial de 1995 cuando, un año de jugarse, todos consideraban que no tendrían éxito ya que eran un equipo mediocre, falto de talento y de la disciplina para ganar, ¿qué cambió en ellos? La razón por la que jugaban, ya no lo hacían por solo ganar un partido de rugby, jugaban por poner en alto el nombre de todo un país y por responder al apoyo de más de 40 millones de personas.

Su historia sigue inspirando a muchos en la actualidad, yo soy uno de los que ha encontrado dicha inspiración gracias a lo que hace tantos años él hizo: ser coherente y actuar siempre acorde a lo que pensaba y a lo que decía. Ahora, he encontrado también que no es fácil tener coherencia, he encontrado que resulta muy fácil decir: seré millonario, después de todo, ¿quién no desea tener éxito y prosperidad? Y no hablo solo de dinero, me refiero a lograr todo aquello que anhelamos, pero trabajar todos los días de forma incansable por ello no resulta tan fácil, no resulta fácil perseverar a pesar de las dificultades.

Dificultades como las que Mandela y tantos otros que se han arriesgado a hacer algo diferente tuvieron en su camino de éxito. Dificultades como las que de seguro vives y deberás vivir y has decidido emprender, dificultades por todo lo que hay por delante de los sueños que tenemos. Si tenemos coherencia nos será más sencillo acercarnos a nuestras metas, si eres capaz de pensar en grande y de decir solo palabras de grandeza, entonces actúa también con grandeza y lo único que tendrás a cambio serán resultados de grandeza.

Tomemos decisiones que nadie en su sano juicio se atrevería a tomar

Trascender Empresarial - Decisiones Sano Juicio Cuerpo

El mundo globalizado de hoy en día ha marcado tendencias en cuanto a tecnología e innovación, y para nadie es un secreto que desde hace 20 años tenemos un sin fin de utilidades, que anteriormente jamás nos imaginariamos que tendrían tanto auge; y que además, se convertirían en elementos necesarios de nuestro día a día. Por citar algunos ejemplos tenemos a Google, Airbnb, Uber, Netflix, etc, ejemplos que están marcados por decisiones.

El día de hoy vamos a analizar tres historias de StartUps, una muy conocida como Google, y otras dos que a pesar de no haber sonado tan fuertemente en Latinoamérica, han sido herramientas poderosas que están marcando tendencia en el mundo. Lo que queremos recalcar siempre es que hay un punto donde concuerdan la mayoría de las historias de éxito, y es, el haberse atrevido a tomar decisiones “locas”. Decisiones que nadie en su sano juicio se atrevería a tomar, pero que subyacen ideas que dan un nuevo rumbo al mundo. La invitación es, después de entenderlas, a pensar fuera del molde y a cuestionar todo el sistema de creencias con los que hemos sido formados.

Google y su idea loca de ser el clasificador de información más grande del mundo.

En 1996, Larry Page y Sergey Brin iniciaron Google como un pequeño proyecto de investigación. Su idea era sencilla, crear un buscador que clasificara las páginas de internet según el número de páginas que ofrecieran vínculos a ella. Estos dos estudiantes de Stanford descubrieron a medida que avanzaban, que podían lograr un gran impacto en el mundo informático si creaban un motor que se encargara de clasificar todo lo que ERA clasificable. Su idea “loca” era que todo lo que se buscara en internet tuviese que pasar por su herramienta, más adelante llamada “Google”.

Los dos jóvenes compartieron sus ideas con muchos profesores e investigadores quienes no aprobaron su iniciativa puesto que les parecía algo imposible y no encontraban una manera en la que se pudiese almacenar mucha información para tantas personas en el mundo. Sin embargo, Peter y Sergey tomaron está decisión, perseveraron, estudiaron y aplicaron… continuaron. Hoy en día sabemos que Google es el clasificador más grande del mundo y es difícil concebir un mundo sin él; estos chicos lograron crear el imperio informático más grande del mundo. ¿Cómo lo hicieron? Tomando una decisión que casi nadie en su sano juicio se atrevería a tomar, ni mucho menos sostener.

Threadless, la empresa que vende más camisetas en el mundo y no gasta un solo peso en sus propios diseños.

En Threadless venden camisetas y otros productos diseñados por sus propios usuarios, reciben diariamente más de 300.000 diseños, y en el 2010 vendieron más de 30 millones de dólares en total. Jake Nickell y Jacob DeHart, en Noviembre del año 2000, decidieron hacer su idea realidad, publicaron un post en sus redes sociales dónde pedían apoyo a muchos de sus amigos sobre diseños para unas nuevas camisetas que querían hacer, descubrieron que tenían mucho apoyo y que la gente colaboraba con ideas muy interesantes. Fue así que pensaron en crear la primer StartUp de venta de ropa, sin tener que ser diseñador ni gastar dinero en ello.

Al comienzo participaron en un sin número de concursos para recibir fondos sin recibir apoyo alguno, la idea fue cuestionada y el modelo de negocios con diseñadores tipo freelance también lo fue, sin embargo, mantuvieron su loca decisión y ya anteriormente mencionamos el resultado de su gran idea. Es que si te hubiesen dicho hace 20 años que ibas a montar una tienda de ropa, sin tener que gastar dinero en diseñadores, ¿qué habrías pensado?.

Trascender Empresarial - Decisiones Sano Juicio Cuerpo
Photo by rawpixel on Unsplash

¿Voces para los que no tienen voz, decisiones para la paz?

Ushahidi da la oportunidad de hablar de manera anónima a personas que han tenido experiencias traumáticas debido a conflictos armados. En las elecciones presidenciales de Kenia del año 2007, que trajeron consigo muchísima violencia y caos social, Juliana Rotich, una profesional en tecnología de la información, creó inicialmente esta aplicación para documentar todo el peligro y la violencia que se evidenciaba en esa época.

Para hacerlo, ella obtenía información de cada estudiante y la subía a Google Maps, a fin de prevenir a muchas más personas sobre la situación. Su idea era que muchas más personas pudiesen informar a otros sobre situaciones de peligro, esto suena lógico, pero la parte más interesante era ¿cómo hacer para que esto realmente funcionara y para que tuviese un impacto positivo en la sociedad?.

Juliana obtuvo la respuesta y todo gracias a la tecnología, ya que hoy Ushahidi es una de las apps más reconocidas en el mundo, con premios otorgados por la ONU, en dónde registra que ha salvado más de 700 mil vidas alrededor del mundo. Juliana tuvo una idea, la de ayudar a su país y combatir la violencia, y en un sistema en dónde hasta tu misma mente te llama loco por querer algo así, ella mantuvo su decisión y marcó la diferencia.

Estás tres historias llenas de éxito, tienen un mensaje que dejarnos, estás a una decisión “loca” de lograr algo tan grande como Google, tan innovador como Threadless y que pueda salvar tantas vidas como Ushahidi. Nuestra intención como organización es brindar educación, herramientas y casos aplicados que nos lleven a pensar que lo imposible es posible. ¿Qué esperas para hacer tus ideas locas una realidad?