Las franquicias, una poderosa alternativa para emprender

Trascender Empresarial - Franquicias

Al momento de emprender surgen unas de las interrogantes más grandes, ¿qué hago? ¿cómo inicio? Muchas personas se quedan en la intención por no encontrar la respuesta correcta a estas interrogantes o simplemente por miedo a que su idea no funcione.

Hoy queremos contarte sobre un gran elemento estratégico que puede ayudarte a empezar a emprender, hablamos de las franquicias. Hoy en día lo más inteligente que puede hacer un emprendedor es apalancarse en un sistema que ya funcione y que ya haya hecho el “trabajo sucio”. Las franquicias se convierten en ese elemento porque minimizan el riesgo y ayudan a salir a un mercado, que suele ser bastante competitivo, con un producto o servicio ya posicionado.

¿Qué son las franquicias?

Las franquicias son modelos de negocio en los que a través de un acuerdo comercial y financiero, el franquiciador te presta un formato de negocios que ya se encuentra en funcionamiento, en algunos casos insumos o plataformas y los pone a tu disposición convirtiéndote en el franquiciado y obteniendo resultados a través de un pago de regalías. El franquiciador es entonces el dueño del formato de negocio, mientras que el franquiciado, es el que aprovecha el formato de negocio explotando todos sus beneficios, esto mediante un pago de derechos o regalías como ya mencionamos.

Luis Felipe Jaramillo Lemas, presidente de Colfranquicias explica que el auge de este modelo de negocios está en que mientras el 80% de los emprendimientos tradicionales nuevos mueren en su primer año, el 70% de las franquicias que se adquieren en el país sobreviven más de 5 años, ¿interesante, no? Al abrir una franquicia obtienes entrenamiento y asesoría por parte de tu franquiciado, quien busca que te mantengas competitivo en el mercado, puesto que eso también le dará una ventaja a él, entonces entras a un campo empresarial llamado “ganar-ganar”. Cuándo se trabaja bajo esta atmósfera de negocio hay mayores beneficios porque se tiene un objetivo en común y bien dice el dicho: “dos cabezas piensan mejor que una”.

Trascender Empresarial - Franquicias

¿Por qué debería adquirir una franquicia si deseo emprender?

Estimado lector es muy sencillo, si puedes iniciar una carrera con 10 kilómetros de ventaja, ¿no lo aceptarías?, estamos hablando de la consecución de tus sueños y de tus metas, y por ello es importante cuándo vas a emprender buscar la forma en que puedas simplificar tu trabajo, es decir trabajar inteligentemente y olvidarse de esa premisa del “trabajo duro”, hacerte con una franquicia es el mejor ejemplo de un trabajo inteligente.

Las ventajas principales de hacerse con una franquicia, como lo mencionamos anteriormente, es que iniciarás un negocio que ya está probado, tendrás la imágen extendida de la franquicia, una clientela ya creada, recibes apoyo corporativo del franquiciador, independencia respecto a la forma en la que decidas expandir esta, crecimiento más rápido, bajo riesgo en comparación a un negocio tradicional, ahorro sustancial de dinero y hasta un alto nivel de rentabilidad basado en tu inversión.

Pero, como no hay negocio perfecto también hay que tener en cuenta las desventajas que pueden existir en este modelo de negocio. La principal desventaja con la que se puede encontrar un emprendedor, es que el producto de esa franquicia no sea el adecuado para su público objetivo, ya sea por poder adquisitivo o culturas de consumo, por eso hay que tener mucha cautela con el tipo de franquicia que se desea adquirir.  Hoy en día recomendamos mucho las franquicias digitales como la mejor alternativa dentro del modelo de franquicias, porque te permiten acceder a un público más grande, obtienes menos limitaciones y menor cantidad de gastos fijos.

Otra desventaja es que tengas que competir en una ciudad con “tu misma marca”. Al existir tantas franquicias de un mismo producto en un sector, vas a perder un buen rango de clientes, por eso también debes tener presente, a la hora de hacerte con una, cuántas ya existen en el lugar que te encuentras y qué tan cerca estarían de ti.


La aceptación de las franquicias

Una firma colombiana en el 2016 realizó una encuesta en más de 25 ciudades de Colombia. En esta encuesta el 78% de la población afirmó que estaría dispuesta a empezar una nueva empresa, un 80,8% estarían dispuestas a pagar por adquirir conocimiento y experiencia por parte de una marca reconocida para reducir su probabilidad de fracaso, y un 75% quisiera intentar emprender a través de una franquicia.

Definitivamente las franquicias son un modelo de negocio a tener muy en cuenta, el respaldo que tiene el poder de la marca lo hace bastante atractivo como para atreverse a ignorarlo, a su vez, la marca también se apoya en productos de calidad y si se requieren campañas o publicidad la mayoría de las veces esto corre por cuenta del franquiciador.
¿Sabías que en Trascender Empresarial contamos con un modelo de franquicias en el que puedes participar y beneficiarte? ¿qué estás esperando para emprender? ¡Atrévete!


Desarrollar inteligencia emocional y su efecto en el emprendimiento

Inteligencia emocional, seguramente lo has escuchado mucho, pero ¿sabes qué es? Incluso más importante saber qué es, ¿tienes idea de cómo desarrollarla y aplicarla a la vida diaria? Hace unos meses publicamos un artículo sobre la inteligencia emocional en el que puedes revisar qué significa, cuáles son sus componentes y cómo se diferencia del desarrollo intelectual tradicional. Desarrollar inteligencia emocional te puede sonar a algo que simplemente se puso de moda, sin embargo, es solo una forma de denominar un conjunto de prácticas y respuestas antes las situaciones que a todos se nos presentan cada día, en especial si estás en el mundo del emprendimiento.

Emprender es una batalla diría con nuestros miedos, dudas e inseguridades, y en especial, es una batalla constante para continuar con la mejor actitud y el convencimiento de obtener unos resultados deseados a pesar de las dificultades. Es una carrera contra la “quejitis” y el conformismo derivado de los hábitos que ya poseemos y que en muchas ocasiones no nos permiten avanzar. Imagina que te acabas de quedar sin trabajo, que has intentado emprender, pero no te ha ido bien, que acaban de rematar tu casa porque no pudiste cumplirle al banco con lo pagos, y a ti y a tu pareja solo les queda un carro viejo en el que probablemente tendrán que pasar la noche, ¿qué harías?

Ahora, una situación no tan extrema. Imagina que estás emprendiendo, pero solo consigues lo necesario para sobrevivir y tu negocio te demanda visitar clientes todos los días y cuentas solo con un par de pantalones, un par de camisas y un par de zapatos, ¿seguirías emprendiendo? Muchos probablemente respondan: ‘pues si el negocio es bueno, claro que lo haría’, pero, ¿quién te asegura que el negocio es bueno? Recuerda que Coca-Cola solo vendió 22 botellas en su primer año, que cuando salieron los primeros teléfonos celulares (que eran enormes e incómodos), nadie daba un peso por ellos y todas las compañías de telecomunicaciones decían que era una pérdida de tiempo.

Trascender Empresarial - Inteligencia Emocional Emprendimiento I
Photo by rawpixel on Unsplash

La respuesta está en desarrollar inteligencia emocional

La primera situación la vivió Robert Kiyosaki junto a su esposa Kim. En los años 80’s tuvieron que vivir durante algún tiempo en su carro, pero estaban convencidos que saldrían adelante con el camino del emprendimiento. Hoy tienen más de 10 mil propiedades entre apartamentos, casas y locales comerciales gracias a las cuales, y a otras inversiones, son multimillonarios. Kiyosaki se ha convertido también en uno de los escritores de finanzas personales más importantes de la historia, y su esposa es también una fuente de inspiración para las mujeres, ella también es escritora.

La segunda fue la historia, durante dos años, de Arturo Calle, uno de los empresarios más importantes de Colombia y dueño de la cadena de almacenes de ropa masculina mejor posicionada en nuestra región. ¿Qué hacía durante esos dos años? Visitar clientes ofreciendo sus productos, vendiendo. Si, leíste bien, vendiendo. En la actualidad, a la gran mayoría de las personas no les gusta las ventas, de hecho, para muchos es algo hasta vergonzoso. En mi trabajo como consultor en logística, muchas ocasiones me llegaban peticiones como esta: “ayúdele a mi hijo pasando su hoja de vida en las empresas que usted conoce, así sea en ventas” Si eres emprendedor o quieres serlo no olvides que debes aprender a vender, eso se llama inteligencia comercial, inteligencia sobre la que escribiremos más adelante.

Luego de este pequeño paréntesis, desarrollar inteligencia emocional fue una de las claves para que tanto Kiyosaki y Arturo Calle, al igual que la gran mayoría de los emprendedores, pudieran tener éxito en sus vidas a pesar de las dificultades. No basta con tener visión y disciplina, debemos estar siempre con buena actitud, transmitir buena energía e inspirar a los demás a que nos sigan o a nos compren nuestra idea o nuestro producto. Tener esa capacidad es lo que se logra al desarrollar inteligencia emocional.

Tener dificultades es algo de todos los días, ya hemos dicho eso, y no es fácil permanecer fuerte e inmutable cuando, por ejemplo, no has pagado tu tarjeta de crédito o cuando acabas de terminar una relación sentimental. Es normal sentir que a veces no queremos ni pararnos de la cama, pero si desarrollamos inteligencia emocional, vamos a encontrar la forma de hacerlo, y hacerlo con mucho ímpetu.

Otros ejemplos en los que la inteligencia emocional es útil

No solo se trata de controlar las frustraciones o saber cómo mantener una buena actitud a pesar de las malas experiencias y las dificultades, desarrollar inteligencia emocional también es útil para controlar las emociones cuando interactuamos con los demás. No se trata de estar siempre alegre, es tener la capacidad de identificar cuando podemos enojarnos y qué tanto enojarnos, de saber en qué momento es prudente celebrar porque simplemente no sabemos las vueltas que dará la vida.

Imagina que acabas de ganar un pleito legal y celebras con gozo tu triunfo, te ríes con tus familiares o colegas, eso no está mal, pero del otro lado está el lado perdedor y es probable que tus risas sean vistas como señal de insulto, después de todo, ¿a quién le gusta que se burlen de sus derrotas? Si celebras, hazlo con prudencia y respeto, es probable que en unos años necesites algo de alguien de aquel bando. Ahora, si eres del otro lado, el que acaba de perder, entonces también debes tener la fuerza para aceptar la derrota como algo normal, como algo que podía pasar y que por ello no te sorprende, mantienes tu dignidad intacta y decides seguir adelante aprovechando esa derrota como un pilar de tu aprendizaje. Ambas situaciones, ambas reacciones requieren de inteligencia emocional.

Y, ¿cómo desarrollar inteligencia emocional? Lee, lee mucho, lee como nunca has leído en tu vida. En los libros está el secreto para transformar la mentalidad de cualquier persona, para darle criterio, capacidad de decisión y fortaleza emocional. ¿Te imaginas cómo serían nuestros países si en lugar de leer 2 libros en promedio por persona al año, leyéramos 10? Además de leer, busca una buena asociación, busca personas que te aporten visión, que hablen de cosas constructivas y que sean ejemplo de lo que tú quieres lograr. No veas televisión, al menos no aquella que sabes tiene un mensaje negativo, y decides ver películas que te inspiren, hazlo con medida, recuerda que si queremos tener éxito en un emprendimiento debemos obsesionarnos, lo que no significa abandonar todo lo demás, pero sí implica estar dispuestos a dormir poco y a sacrificar las fiestas, los paseos y los lujos mientras construimos la riqueza necesaria para que todas esas cosas las podamos disfrutar cuando queramos y no cuando podamos.

Claves para emprender: desarrollar visión

Photo by Octavian Rosca on Unsplash

Emprender no es una tarea fácil, es algo que todos sabemos, desarrollar visión es una tarea muchas veces también difícil. Para muchos las claves para tener éxito emprendiendo pasan por aspectos físicos, tangibles y externos a lo que cada uno es como persona. Si bien esto es cierto, solo lo es en parte. Contar con el capital necesario, sea mucho o poco, tener una idea ganadora, rodearse de las personas adecuadas para que ayuden a potenciar el emprendimiento que queramos sacar adelante y tener muy bien definidos lo legal y lo fiscal son todos aspectos muy importantes, de eso no cabe duda.

Pero, todo lo relacionado a las habilidades y capacidades personales lo son aún más, de hecho, son lo que a la larga realmente importan. Imaginemos que no sabemos cómo liquidar los impuestos correspondientes a la actividad comercial que desarrollamos, ¿esto significa que no podemos crear una empresa viable? No, si podemos, ya que en determinado punto tendremos la capacidad de investigar cómo hacerlo o simplemente contratar a alguien que si conozca y domine todo lo relacionados a los impuestos.

En este mismo escenario, si no podemos tener la capacidad de visionar una empresa grande, que genere un gran impacto en la sociedad y en el mercado, que trascienda positivamente en la vida de los demás, entonces de nada nos servirá conocer todo sobre el mundo de los impuestos.

¿Por qué desarrollar visión?

El 28 de agosto de 1963 sucedió uno de esas cosas que representó la división de nuestra historia en un antes y un después. En aquel día, Martin Luther King pronunció su famoso e inspirador discurso “Yo Tengo un Sueño”. En él manifestó que soñaba con ver unida a una nación a pesar de sus diferencias raciales y de la dura historia de esclavismo que les precedía, soñaba con la igualdad de todas las personas, soñaba con un mundo en el que la libertad fuese un derecho igualitario para todos.

¿Tenía Martin Luther King la certeza de que esto pasaría? No, cualquiera hubiese dicho que estaba loco, de hecho, muchos lo hicieron. Las condiciones para que tal escenario se diera en los Estados Unidos y en general en el mundo, simplemente no estaban dadas, incluso hoy en día, aunque se ha avanzado mucho en ese aspecto, falta mucho para llegar a ese mundo tan anhelado por él. Pero, ¿entonces qué lo motivaba?

Su visión, su sueño de un mundo mejor. Él podía ver algo que los demás no, un futuro lleno de prosperidad y esperanza para las personas. Él tenía la capacidad de visionar igualdad en medio de una sociedad desigual y segregada, y a través de su capacidad de visionar lo imposible, inspiró y sigue inspirando a millones. ¿Cómo construir algo grande si cuando empezamos no hay nada? Teniendo visión, es simple. Debemos concentrarnos en desarrollar la capacidad de visionar, sin miedo, todo lo que queremos para nuestras vidas, pero para ello, debemos tener creencia.

Trascender Empresarial - Vision
Photo by Octavian Rosca on Unsplash

¿Cómo desarrollar visión?

Debemos partir de tener claro qué queremos, cuáles son nuestros sueños y metas, pero más que nada, debemos creer que lograr todo eso es posible. ¿Podría Reed Hastings crear lo que hoy es Netflix sin visión? Para el año 2000, habían crecido mucho y eran un importante proveedor de películas en formato DVD que eran compradas en línea para ser despachadas a gran parte del territorio de Estados Unidos. Tenía una visión, convertirse en el proveedor más importante de películas en línea, visión que quiso compartir con Blockbuster.

Sin embargo, los directivos del entonces gigante de alquiler de películas declinaron dicha oferta. Ellos pensaban que un negocio de películas en línea no tendría éxito ya que las personas preferían ir a cine o rentarlas. Pero, el tiempo ha demostrado que esa preferencia era por falta de opciones, ya que actualmente somo muchos los que disfrutamos viendo una buena película, escogida entre una gran variedad de opciones, en compañía de nuestros amigos y familia desde nuestra casa. Hoy, Netflix ha desarrollado una división que produce series y películas de gran calidad y en la que actores como Will Smith, uno de los de más prestigio, ha protagonizado películas exclusivas para esta plataforma.

La diferencia entre las personas de Blockbuster y las de Netflix, la diferencia entre Martin Luther King y la sociedad estadounidense de su época, la diferencia entre quienes trascienden y los que no, es la creencia de poder crear algo increíble donde en un principio no hay nada. Debemos desarrollar visión y, reiteramos, no tener miedo en creer que podemos lograr grandes cosas.

Atrevámonos a soñar y a lograr cosas que hoy en día se han perdido, por ejemplo, la mayoría de nuestra sociedad cree que lo normal es graduarse para salir a buscar trabajo, a ganarse un salario que cada vez es más bajo, y solo el hecho de pensar que podemos ser millonarios es catalogado como algo de ilusos. Necesitamos personas que desafíen lo normal, personas que quieran hacer la diferencia y crear historia. Siempre las cosas grandes en toda nuestra historia han sido hechas por quienes se salen del molde y visionan algo distinto a lo que todos ven, ¡atrevámonos!

Tomemos decisiones que nadie en su sano juicio se atrevería a tomar

Trascender Empresarial - Decisiones Sano Juicio Cuerpo

El mundo globalizado de hoy en día ha marcado tendencias en cuanto a tecnología e innovación, y para nadie es un secreto que desde hace 20 años tenemos un sin fin de utilidades, que anteriormente jamás nos imaginariamos que tendrían tanto auge; y que además, se convertirían en elementos necesarios de nuestro día a día. Por citar algunos ejemplos tenemos a Google, Airbnb, Uber, Netflix, etc, ejemplos que están marcados por decisiones.

El día de hoy vamos a analizar tres historias de StartUps, una muy conocida como Google, y otras dos que a pesar de no haber sonado tan fuertemente en Latinoamérica, han sido herramientas poderosas que están marcando tendencia en el mundo. Lo que queremos recalcar siempre es que hay un punto donde concuerdan la mayoría de las historias de éxito, y es, el haberse atrevido a tomar decisiones “locas”. Decisiones que nadie en su sano juicio se atrevería a tomar, pero que subyacen ideas que dan un nuevo rumbo al mundo. La invitación es, después de entenderlas, a pensar fuera del molde y a cuestionar todo el sistema de creencias con los que hemos sido formados.

Google y su idea loca de ser el clasificador de información más grande del mundo.

En 1996, Larry Page y Sergey Brin iniciaron Google como un pequeño proyecto de investigación. Su idea era sencilla, crear un buscador que clasificara las páginas de internet según el número de páginas que ofrecieran vínculos a ella. Estos dos estudiantes de Stanford descubrieron a medida que avanzaban, que podían lograr un gran impacto en el mundo informático si creaban un motor que se encargara de clasificar todo lo que ERA clasificable. Su idea “loca” era que todo lo que se buscara en internet tuviese que pasar por su herramienta, más adelante llamada “Google”.

Los dos jóvenes compartieron sus ideas con muchos profesores e investigadores quienes no aprobaron su iniciativa puesto que les parecía algo imposible y no encontraban una manera en la que se pudiese almacenar mucha información para tantas personas en el mundo. Sin embargo, Peter y Sergey tomaron está decisión, perseveraron, estudiaron y aplicaron… continuaron. Hoy en día sabemos que Google es el clasificador más grande del mundo y es difícil concebir un mundo sin él; estos chicos lograron crear el imperio informático más grande del mundo. ¿Cómo lo hicieron? Tomando una decisión que casi nadie en su sano juicio se atrevería a tomar, ni mucho menos sostener.

Threadless, la empresa que vende más camisetas en el mundo y no gasta un solo peso en sus propios diseños.

En Threadless venden camisetas y otros productos diseñados por sus propios usuarios, reciben diariamente más de 300.000 diseños, y en el 2010 vendieron más de 30 millones de dólares en total. Jake Nickell y Jacob DeHart, en Noviembre del año 2000, decidieron hacer su idea realidad, publicaron un post en sus redes sociales dónde pedían apoyo a muchos de sus amigos sobre diseños para unas nuevas camisetas que querían hacer, descubrieron que tenían mucho apoyo y que la gente colaboraba con ideas muy interesantes. Fue así que pensaron en crear la primer StartUp de venta de ropa, sin tener que ser diseñador ni gastar dinero en ello.

Al comienzo participaron en un sin número de concursos para recibir fondos sin recibir apoyo alguno, la idea fue cuestionada y el modelo de negocios con diseñadores tipo freelance también lo fue, sin embargo, mantuvieron su loca decisión y ya anteriormente mencionamos el resultado de su gran idea. Es que si te hubiesen dicho hace 20 años que ibas a montar una tienda de ropa, sin tener que gastar dinero en diseñadores, ¿qué habrías pensado?.

Trascender Empresarial - Decisiones Sano Juicio Cuerpo
Photo by rawpixel on Unsplash

¿Voces para los que no tienen voz, decisiones para la paz?

Ushahidi da la oportunidad de hablar de manera anónima a personas que han tenido experiencias traumáticas debido a conflictos armados. En las elecciones presidenciales de Kenia del año 2007, que trajeron consigo muchísima violencia y caos social, Juliana Rotich, una profesional en tecnología de la información, creó inicialmente esta aplicación para documentar todo el peligro y la violencia que se evidenciaba en esa época.

Para hacerlo, ella obtenía información de cada estudiante y la subía a Google Maps, a fin de prevenir a muchas más personas sobre la situación. Su idea era que muchas más personas pudiesen informar a otros sobre situaciones de peligro, esto suena lógico, pero la parte más interesante era ¿cómo hacer para que esto realmente funcionara y para que tuviese un impacto positivo en la sociedad?.

Juliana obtuvo la respuesta y todo gracias a la tecnología, ya que hoy Ushahidi es una de las apps más reconocidas en el mundo, con premios otorgados por la ONU, en dónde registra que ha salvado más de 700 mil vidas alrededor del mundo. Juliana tuvo una idea, la de ayudar a su país y combatir la violencia, y en un sistema en dónde hasta tu misma mente te llama loco por querer algo así, ella mantuvo su decisión y marcó la diferencia.

Estás tres historias llenas de éxito, tienen un mensaje que dejarnos, estás a una decisión “loca” de lograr algo tan grande como Google, tan innovador como Threadless y que pueda salvar tantas vidas como Ushahidi. Nuestra intención como organización es brindar educación, herramientas y casos aplicados que nos lleven a pensar que lo imposible es posible. ¿Qué esperas para hacer tus ideas locas una realidad?

Claves para emprender: planeación

Trascender Empresarial Planeación -Header

La planeación resulta ser una de las claves para emprender más básica y fundamental que todo empresario debe aprender a dominar si quiere obtener resultados positivos en su camino hacia el éxito. Por ello, en Trascender Empresarial queremos compartir con ustedes algunos tips y consejos de cómo ser realmente efectivos a la hora de construir una empresa o un negocio propio.

Lo primero es entender que todo parte de la planeación, que no hay una acción productiva sin que esta haya sido planeada antes. Michael Porter, experto de la modernidad en administración y planeación, afirmaba que uno de los secretos por el que los japoneses tenían tanto éxito empresarial y tanta disciplina personal, era que dedicaban el 80% de su tiempo a planear y el 20% a ejecutar. De hecho, fue Porter quien popularizó la famosa Ley de Pareto de que el 20% de los esfuerzos taren el 80% de los resultados.

Para Porter, la planeación es el punto de partida de todo proceso empresarial exitoso. Ahora, deben entender queridos lectores, que hablar de empresa no significa tener 20 o 200 empleados a cargo y posee maquinaria o equipo. Si uno de ustedes, es una persona que está comenzando a construir su sueño y de momento está sola, bienvenido al mundo empresarial, pues es en este punto donde es más importante seguir los principios que acá te mostramos en la serie claves para emprender. Por ejemplo, preservar sin planear los puede poner en un camino de insistir en actividades pocas productivas, y por ello no ven resultados.

Comencemos por planear el día a día

Trascender Empresarial - Planeación Cuerpo

Photo by Glenn Carstens-Peters on Unsplash

Programar nuestro día a día es una herramienta muy poderosa y necesaria, después de todo, los resultados que obtenemos en el mediano y en el largo plazo, no son más que la suma de nuestras acciones diarias. Ahora, este es un consejo sencillo de seguir, solo deben separar unos 20 o 30 minutos al final de cada noche para anotar en su agenda o registrar en un calendario en línea, todas las actividades que harán durante el día siguiente, incluso hacer una llamada debe quedar registrada allí.

Algunas personas tienen una muy buena memoria, pero otras no, incluso si son de aquellos con buena memoria, el punto no es solo evitar olvidar las cosas, sino ordenarlas según la prioridad que tengan. Por ejemplo, es probable que deban ir al médico, siendo esta una actividad que sencillamente no pueden mover. Si deben llamar a empresas para promocionar sus servicios y productos, deberán hacerlo en los horarios en que estas suelen atender, por ejemplo, al mediodía no lo podrás hacer.

Planeando el día a día también podrás ir perfeccionando cómo distribuyes tu tiempo, optimizando el uso que le das para ejecutar ciertas tareas que pueden ser repetitivas. Por ejemplo, si diariamente deben escribir un artículo para su blog, lo que implica investigar la información necesaria para luego redactar, es probable que mientras lo hacen se distraigan con otras actividades, como revisar el correo personal. El objetivo es que designen, por ejemplo, de 8:00 a.m. a 9:00 a.m. para hacer la revisión de sus correos y de las novedades en redes sociales, y de 9:00 a.m. a 11:00 escribir en el blog.

Medir el progreso

Es necesario tener una forma de medir nuestro progreso, en especial respecto de las actividades que hacen parte de una meta de mediano o largo plazo. En la actualidad hay muchas aplicaciones y herramientas para ayudarnos con nuestra planeación diaria, algunas son más sofisticadas que otras, pero en principio les permiten no solo registrar cada acción diaria sino monitorear el % o nivel de progreso de dichas acciones.

Por ejemplo, imagínense que tienen la meta (tarea principal) de conseguir 10 nuevos clientes en un periodo de 3 meses. Esto implica realizar ciertas tareas como llamar y visitar X número de clientes potenciales a la semana, cada cliente que llaman y que visitan es un momento de progreso respecto de la tarea principal  de conseguir 10 clientes nuevos. De esta forma podrán saber si van atrasados o al día respecto de sus pendientes. Digamos que su objetivo es llamar y visitar 10 clientes semanales, y que ya es miércoles y solo han llamado y visitado 3 de ellos, entonces podrán notar que deben ajustar el resto de su semana para cumplir con la meta prevista.

Después de cierto tiempo ejecutando la tarea de programar cada día y de hacer un seguimiento al progreso en cada una de sus tareas, irán perfeccionando el uso de su tiempo hasta llegar a tener un día totalmente productivo, incluso cuando se trate de descansar y pasar tiempo con la familia.

Apoyarse en alguien siempre es útil

Planear el día a día requiere de desarrollar cierto grado de disciplina. Ahora, hacerlo diariamente irá reforzando dicho principio, uno también fundamental para lograr el éxito personal. Sin embargo, al iniciar puede ser un poco difícil acomodarse al hábito de planear, por ello apoyarse en una persona cercana resulta algo muy provechoso.

Para esto, lo recomendables es compartir su agenda con alguien, para lo que resulta muy práctico usar alguna herramienta en línea como el calendario de Google. No solo se trata de que esa persona sepa cómo está programado su día para que los llame en determinado momento, y así verificar si están o no cumpliendo con lo que se supone deberían estar haciendo en dicho momento. También se trata de compartir las metas con sus seres cercanos, se trata de crear una atmósfera de apoyo hacia esos planes y metas que quieren conseguir.

Ahora, deben tener claro que si están en el camino del emprendimiento, es probable que algunos de sus seres cercanos no los apoyen, no porque no quieran, sino porque tienen miedo que no les vaya bien y, al final de cuentas, ¿qué es lo que más quiere un ser querido? Así es, protegernos. Otra razón es que no les tengan confianza, pero si ven que planean su día a día y que ejecutan ese plan con disciplina y eficiencia, entonces las cosas comenzarán a cambiar. Recuerden que el universo o la vida, como prefieran decirle, nos devuelve lo que nosotros le entregamos.

Claves para emprender: la perseverancia

Trascender Empresarial - Perseverancia

Muchas veces hemos escuchado la frase: “el que persevera alcanza”. La hemos escuchado de nuestros padres, profesores, amigos, incluso hay libros que la usan como título o parte de su título. Pero, te has preguntado, ¿qué significa la perseverancia? y ¿por qué es tan importante para alcanzar las metas que nos proponemos en la vida? Pues en este post, el segundo de la Serie Claves para Emprender, vamos a compartir algunas de las enseñanzas que el camino del emprendimiento nos ha traído y que día a día vivimos y reforzamos.

Luego de conocer un poco sobre la disciplina, es momento de entender cómo a través de la perseverancia podemos ser más fuertes luego de cada caída, derrota o fracaso. Además de ello, compartiremos también algunos tips para ayudarte a ser más perseverante.

Aprender un nuevo significado para la palabra fracaso

Siempre hemos relacionado la palabra fracaso con algo negativo, es lo que la sociedad y nuestra familias nos han enseñado. Hemos aprendido que fracasar es malo y que por ende debemos evitarlo a toda costa, pero la verdad es que, como lo dijo Winston Churchill, el éxito es la habilidad de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo. Entonces, si fracasar es parte del camino del éxito, debemos entender que es algo positivo y necesario para poder crecer, sea lo que sea que hagamos.

John Maxwell, uno de los escritores sobre liderazgo más importante de nuestra era,  tiene un libro que te recomendamos leer llamado El Lado Positivo del Fracaso. En dicho libro narra cómo todo gran logro de la humanidad y en general de cualquier persona exitosa en el mundo, llegó luego de al menos un fracaso. Si llegamos a aceptar que el fracaso es solo una derrota temporal, pero que a través de ella podemos ganar muchísimo, entonces habremos dado un paso hacia el logro de nuestro éxito personal.

Ahora, ¿qué ganamos al fracasar? Simple, experiencia. Es probable que ya lo sepas, pero solo al actuar, al poner algo en práctica algo es cuando realmente aprendemos, y que la teoría no basta para ser experto. Cometer errores, caerse, perder, etc., son las mejores formas de aprender en la vida, entonces ¿por qué le huimos a equivocarnos? No se trata de cometer errores intencionalmente, sino de estar dispuestos a cometerlos para poder aprender de ellos para así perseverar, es decir, para insistir en alcanzar una meta.

Trascender Empresarial - Perseverancia Cuerpo
Photo by William Randles on Unsplash

Tener una meta clara y mantenerla

Si no tienes una meta clara y bien definida, ¿por qué habrías de levantarte tras una caída? ¿Por qué habrías de perseverar? Tener una meta es fundamental para cualquier emprendedor, para cualquier persona de éxito. Puedes mirar la vida de cualquier persona exitosa y verás que tienen algo en común: saben qué quieren lograr en la vida, de hecho, se apasionan por ello.

Muchas veces las personas cambian sus metas tras un fracaso, creen que el problema es la meta como tal, y acomodan sus sueños a su nivel de ingresos o simplemente a lo que creen que son sus limitaciones. Pero, el truco de perseverar es precisamente continuar sin importar las adversidades, con el enfoque y las energías puestas en lograr una meta, con la mentalidad de que cada tropiezo es una forma de acercarnos al logro de esa meta, claro solo si aprendemos de ese tropiezo y mejoramos.

Ahora, para que una meta tenga tal efecto, no puede ser la simple idea de tener un carro o una casa. No porque soñar con ese tipo de cosas no esté bien, sino porque debe ser algo que en verdad nos ‘queme’, algo por lo que estaríamos dispuestos a dar la vida.

Para definir bien tus metas, empieza por hacer una lista de todo lo que quieres en la vida, puede ser una lista con 100 o 1000 cosas por lograr, todo cuenta. Incluye allí cosas como comer un helado un miércoles a las 3 p.m. acompañado de tu familia o viajar un año completo con tu pareja alrededor del mundo. El objetivo es que revises cosa por cosa y vayas priorizando hasta encontrar las metas que vas a alcanzar en el corto, mediano y largo plazo, de esta forma tendrás claro tu norte y por ende la razón por la que vas a perseverar.

La inspiración como medio para perseverar

Hay muchas historias que nos pueden ayudar a perseverar, pues nos sirven como inspiración. Historias como la de Joseph Lister, un médico inglés que nació en 1827 y quien fue el responsable por desarrollar las prácticas asépticas y antisépticas en la cirugía, razón por la cual, cualquier persona puede someterse a una cirugía o sufrir una fractura abierta y saber que no morirá de forma segura por una infección, como pasaba en la época en la que él vivió. Lister, en otras palabras, desarrolló un método por el cual se eliminan bacterias y gérmenes de heridas expuestas y durante procedimientos quirúrgicos.

Lo interesante de su historia es que tardó casi 20 años para que la comunidad médica de la época aceptara sus estudios. Durante estas casi dos décadas, Lister fue constantemente ridiculizado y tratado como un paria dentro de la medicina, pero si no fuese por su convencimiento de poder evitar las muertes por infección tras una herida o una cirugía, y por su increíble perseverancia, tal vez hoy no sería posible realizar todos los procedimientos quirúrgicos que día a día salvan miles de vida alrededor del mundo.

Historias como la de Lister surgen día a día, no necesariamente debes buscar a alguien famoso para inspirarte, es probable que las mejores historias de perseverancia estén en tu familia, en tu círculo de amigos o incluso, en tu propia vida. La razón de contarte esta historia, es la de reafirmar nuestra tesis central de este post: el éxito solo llega luego de aprender a perseverar tras cualquier fracaso, luego que haces de la perseverancia un principio de éxito.

Claves para emprender: la disciplina

¿Cómo emprender con éxito? Es una pregunta que todos los emprendedores nos hacemos. Sin embargo, la respuesta nos puede eludir, no tanto por falta de conocimiento, sino por no asumir el emprender como una forma de ser y actuar en cada instante, por carecer de disciplina. Con el ánimo de acortar la brecha entre intentar emprender y tener éxito haciéndolo, hemos dispuesto de una serie de artículos que hemos llamado: Claves para Emprender.

Dentro de esta serie, nuestro primer artículo habla sobre la disciplina. Un factor que es bastante difícil de controlar, pues cuando emprendemos, no tenemos un jefe. Cada emprendedor debe ser capaz de hacer lo que tiene que hacer, sin que nadie se lo diga. Esto implica salir de la zona de confort y desarrollar nuevos hábitos. Los que deben estar asociados a acciones que, probablemente, te sean nuevas o al menos que no hacen parte de tu rutina diaria. Veamos entonces algunos puntos para tener la disciplina de un emprendedor exitoso.

El sueño, un pilar para la disciplina

Ser disciplinado no es fácil, en especial cuando no se tiene claro por qué serlo. Sabemos que todo emprendedor debe tener una meta, una razón, un sueño que lo impulse. Puede ser algo alrededor de lo personal, lo familiar, lo social, lo ambiental, o incluso algo que encierre todos estos aspectos. Sin embargo, no siempre entendemos ese sueño, es más, algunas veces ni siquiera lo tenemos o al menos no de una forma clara y bien definida.

Muchos subestiman el poder de tener un sueño. Muchos fueron criados rodeados por la idea que soñar es para tontos, que no es realista. Pero, de hecho, si escuchas o lees a cualquier emprendedor, bien sea un empresario, un artista, un deportista, un inventor, notarás que el sueño aparece como un pilar para alcanzar el éxito. Ahora, es probable que ese no sea tu caso. Puede que si seas un soñador, pero ¿qué tanto asocias tus sueños a tus acciones?, es decir, cuántas de nuestras acciones están en función de cumplir un sueño. Si no estás actuando en función de tus sueños, entonces tienes tienes fantasías más no sueños.

Ser nuestro propio jefe es difícil, para unos más que para otros, es por ello que tu sueño debe ser poderoso, para hacer las cosas necesarias sin que nadie te las diga. La razón es simple, a partir de un sueño puedes construir un plan de trabajo para alcanzarlo y detrás de ese plan, las acciones diarias y consistentes, es decir, alcanzar una buena disciplina de trabajo, te llevarán al resultado deseado.

Hacer lo que hay que hacer, cuando hay que hacerlo

Imagino que has escuchado la frase “no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”. Bueno, pues recuérdala cada vez que te digas a ti mismo: “esto lo puedo hacer mañana”. Para entender este punto es necesario conocer algunos conceptos básicos sobre cómo funciona nuestro cerebro. Por más complejo que sea, nuestro cerebro siempre refuerza lo que aprende, creando un ciclo. Este ciclo inicia con los pensamientos, los cuales generan sentimientos, luego acciones y estas traen los resultados.

Por tanto, si creas pensamientos negativos, llegarás a resultados negativos, y el “esto lo puedo hacer mañana” es un pensamiento negativo, lo es para lograr tus sueños, para emprender. Tras este pensamiento, viene un sentimiento de comodidad, de confort, y quién quiere salir de su zona de confort, si allí todo es más fácil porque es usual y familiar, no hay riesgo a equivocarse por hacer algo diferente. Como podrás ya haber deducido, luego del sentimiento de comodidad, vienen acciones de comodidad y por tanto resultados dentro de esa comodidad, pero esos resultados no llevan a emprender con éxito, simplemente te ponen en una especie de limbo, un sitio donde no avanzas, un lugar donde te estancas.

Entonces, asegúrate de hacer lo que debes hacer cuando lo tienes que hacer, este es uno de los secretos para ser disciplinado y una de las claves para emprender. Ahora, si te parece algo complejo pensar de esa forma, o tener esa clase de compromiso diario, haz dos cosas: la primera, recuerda siempre tu sueño, te dará el impulso necesario, la segunda, solo ocúpate de la siguiente acción, no trates de pensar en todo lo que tienes por hacer durante una semana o en un mes, ve por una acción a la vez y hazla lo mejor posible.

Cultiva hábitos, cosecha disciplina

Somos lo que pensamos, somos lo que decimos, somos lo que hacemos. Esto es una realidad de la vida, y si lo que hacemos proviene de lo que pensamos, entonces domina tus pensamientos y refuerzalos de forma positiva con cada acción. Dicho de otra forma, crea hábitos de éxito, a partir de pensamientos de éxito, y obtendrás éxito como resultado.

Los hábitos provienen de la parte subconsciente de nuestro cerebro, son aquellas acciones que hacemos de forma automática, sin pensar, es decir, son acciones que hacen parte de lo que somos y hacerlas es algo natural.  Por ejemplo, cepillarse los dientes de determinada forma, tener cierta rutina a la hora de bañarnos, etc. Pensar en los posibles resultados que puedes obtener al emprender, es también un hábito, de ti depende entonces si es un buen o un mal hábito, es decir, si visualizas resultados positivos y por ende, tomas acciones positivas y alcanzas resultados positivos, entonces tienes un buen hábito.

Planear tu día la noche anterior es también un hábito de éxito, si tienes tu día planeado, podrás entonces ser más productivo. Hacer ejercicio y leer a diario, son otros hábitos de éxitos, unos muy importantes. Ahora, a dónde conduce esto, es sencillo, si trabajas en adquirir hábitos de éxito, entonces adquirirás disciplina, pues el cambio de hábitos trae consigo la necesidad de tomar acciones consistentes cada día a cada instante. Ello te llevará a hacer que las buenas acciones sean algo automático en ti, sonreir a cada persona que conozcas, servir sin prejuicios a todo cliente potencial, pensar en grande, incluso soñar en grande lo puedes convertir en un hábito. 

¿Te pareció interesante este artículo? Pues entonces mantente al tanto de nuestra serie Claves para Emprender y de una próxima entrega.

En emprendimiento, las cosas no siempre son lo que parecen

En emprendimiento no todo es lo que parece

Todos, en algún momento hemos escuchado, decir que “las cosas no siempre son lo que parecen”. Y es que a veces, las apariencias engañan, de eso no existe la menor duda. Esta frase se aplica en distintos ámbitos de nuestra vida, incluso en el emprendimiento, donde hay que tener los ojos bien abiertos para descubrir el trasfondo, la visión, y el potencial de ciertas cosas. Y es que en emprendimiento las cosas no siempre son lo que parecen.

Observa fijamente la siguiente fotografía.

En emprendimiento las cosas no siempre son lo que parecen: carmenharada-3d-glass
Carmen Harada on Devianrt

Parece un vaso con agua, ¿cierto?, en realidad es un dibujo hecho a lápiz por un escultor coreano. Claramente, es algo difícil notar lo que es en realidad, a veces tenemos todo frente a nuestros ojos y no lo notamos. Hoy vamos a hablar de tres casos específicos. Tres empresas que muy seguramente conoces, pero que en realidad no son lo que parecen.

Ferrero Rocher no vende chocolates.

El Italiano Pietro Ferrero, fundó está conocida empresa de chocolates premium hace 35 años, pero, ¿sabías que no vende chocolates? En realidad estos chocolates en esa hermosa envoltura dorada, es el regalo más común alrededor del mundo, ¿quién no ha sorprendido a su chica con unas flores y unos Ferrero?, definitivamente es uno de los mejores regalos que puedes dar.

¿Cómo logró posicionar su marca Ferrero Rocher, como el regalo más dado en el mundo?. Pues lo tuvo claro desde sus inicios, su verdadera meta era una empresa de regalos, así que, Ferrero lo que vende es regalos, momentos de amor, y esa era la visión de su creador.

Hagamos el siguiente análisis. ¿Cuándo vas a comprar unos chocolates para consumirlos tu mismo, compras Ferrero?, seguramente tu respuesta sea que no, y es simple, no habías notado que cuando los compras no buscas chocolates, buscas un regalo elegante y agradable que puedas brindar en una ocasión especial, ese es el caso puntual de está prestigiosa marca, un ejemplo claro de que esta empresa no es lo que parece.

¿McDonald’s vende hamburguesas?

McDonald’s, es una de las franquicias de comidas rápidas más grandes del mundo. Solo en Colombia atienden a más de 3,5 millones de clientes al día, actualmente cuentan con más de 30.000 restaurantes en todo el mundo, y todos, en algún momento de nuestras vidas, hemos comido algunas de sus hamburguesas o postres, pero, ¿el negocio de McDonald’s son las hamburguesas?

Seguramente tu respuesta es que sí, ¿qué más va a vender McDonald’s?, pues aparte de su menú amplio de alimentos, déjame informarte querido lector que McDonald’s no vende alimentos, el negocio de McDonald’s es el de la finca raíz.

Sí así como lo lees, cuando McDonald’s quiere abrir un nuevo local en cualquier parte del mundo, compra o alquila un terreno que luego se lo arrienda a sí mismo. Lo que hacen es construir el restaurante, montar el espacio físico, decorarlo, etc., y así, el franquiciado, a cambio de poder explotar ese restaurante, le paga a la empresa un alquiler además de un porcentaje sobre todas las ventas que oscila entre un 5%. Entonces ganan por el alquiler del terreno y en menor medida por las hamburguesas que se vendan.

Lo más importante, es que se han hecho a lo largo de su historia con los lugares más apetecidos del mundo, por lo que sus alquileres son bastante altos. Así que McDonald’s tampoco es lo que parece.

¿Apple, tecnología o status?

Steve Jobs fue un gran visionario y alguien que impactó el mundo del emprendimiento, de eso no cabe la menor duda, fundó la marca más reconocida a nivel mundial de tecnología. Sus laptops, son de la más alta calidad y prestigio, incursionó e innovó en la industria de la música creando iTunes. Definitivamente es un hombre que veía el mundo de una manera distinta.

Pero, ¿Vende Apple tecnología?, realmente la marca Apple se ha caracterizado por su sencillez de uso y por su elegancia. Cuando se creaba la primera laptop, se interesó mucho más en hacerla simple, pero eficaz, se concentró en cada detalle y quería que fuese casi que perfecta su creación. Lla Macintosh, que costaba casi 7 veces más que una laptop de su contendor Bill Gates, logró superarle en ventas, ¿la razón? Apple no se centró en vender la última tecnología, se centró en vender status, elegancia.

Muy seguramente has visto en las películas, o en tus series favoritas, a uno de los protagonistas usando una Mac, abundan por todos lados. El símbolo de la ‘manzanita mordida’, se convirtió en una marca de elegancia, los grandes empresarios lo usan. En las tiendas de StarBucks abundan los emprendedores con sus Mac, y para no irnos tan lejos, en las encuestas sobre el consumo, que se realizan cada dos años en Estados Unidos, los consumidores escogieron a la MacBook y al iPhone, como las marcas insignias que van a la vanguardia de la persona elegante y sofisticada, así que, Apple claramente tampoco es lo que parece.

El emprendimiento está lleno de sorpresas

El mundo del emprendimiento está lleno de sorpresas, de hombres y mujeres visionarios, y cómo hemos mostrado. En el emprendimiento las cosas no siempre son lo que parecen. Al parecer, es un factor clave para el éxito posicionar tu marca a través de algo simple y sencillo, algo que identifique como Apple, o despistar con un negocio de hamburguesas, cuando en verdad eres dueño de las esquinas más deseadas del mundo como McDonald’s, o llevar amor envuelto en chocolates como lo hizo Ferrero.