Las franquicias, una poderosa alternativa para emprender

Trascender Empresarial - Franquicias

Al momento de emprender surgen unas de las interrogantes más grandes, ¿qué hago? ¿cómo inicio? Muchas personas se quedan en la intención por no encontrar la respuesta correcta a estas interrogantes o simplemente por miedo a que su idea no funcione.

Hoy queremos contarte sobre un gran elemento estratégico que puede ayudarte a empezar a emprender, hablamos de las franquicias. Hoy en día lo más inteligente que puede hacer un emprendedor es apalancarse en un sistema que ya funcione y que ya haya hecho el “trabajo sucio”. Las franquicias se convierten en ese elemento porque minimizan el riesgo y ayudan a salir a un mercado, que suele ser bastante competitivo, con un producto o servicio ya posicionado.

¿Qué son las franquicias?

Las franquicias son modelos de negocio en los que a través de un acuerdo comercial y financiero, el franquiciador te presta un formato de negocios que ya se encuentra en funcionamiento, en algunos casos insumos o plataformas y los pone a tu disposición convirtiéndote en el franquiciado y obteniendo resultados a través de un pago de regalías. El franquiciador es entonces el dueño del formato de negocio, mientras que el franquiciado, es el que aprovecha el formato de negocio explotando todos sus beneficios, esto mediante un pago de derechos o regalías como ya mencionamos.

Luis Felipe Jaramillo Lemas, presidente de Colfranquicias explica que el auge de este modelo de negocios está en que mientras el 80% de los emprendimientos tradicionales nuevos mueren en su primer año, el 70% de las franquicias que se adquieren en el país sobreviven más de 5 años, ¿interesante, no? Al abrir una franquicia obtienes entrenamiento y asesoría por parte de tu franquiciado, quien busca que te mantengas competitivo en el mercado, puesto que eso también le dará una ventaja a él, entonces entras a un campo empresarial llamado “ganar-ganar”. Cuándo se trabaja bajo esta atmósfera de negocio hay mayores beneficios porque se tiene un objetivo en común y bien dice el dicho: “dos cabezas piensan mejor que una”.

Trascender Empresarial - Franquicias

¿Por qué debería adquirir una franquicia si deseo emprender?

Estimado lector es muy sencillo, si puedes iniciar una carrera con 10 kilómetros de ventaja, ¿no lo aceptarías?, estamos hablando de la consecución de tus sueños y de tus metas, y por ello es importante cuándo vas a emprender buscar la forma en que puedas simplificar tu trabajo, es decir trabajar inteligentemente y olvidarse de esa premisa del “trabajo duro”, hacerte con una franquicia es el mejor ejemplo de un trabajo inteligente.

Las ventajas principales de hacerse con una franquicia, como lo mencionamos anteriormente, es que iniciarás un negocio que ya está probado, tendrás la imágen extendida de la franquicia, una clientela ya creada, recibes apoyo corporativo del franquiciador, independencia respecto a la forma en la que decidas expandir esta, crecimiento más rápido, bajo riesgo en comparación a un negocio tradicional, ahorro sustancial de dinero y hasta un alto nivel de rentabilidad basado en tu inversión.

Pero, como no hay negocio perfecto también hay que tener en cuenta las desventajas que pueden existir en este modelo de negocio. La principal desventaja con la que se puede encontrar un emprendedor, es que el producto de esa franquicia no sea el adecuado para su público objetivo, ya sea por poder adquisitivo o culturas de consumo, por eso hay que tener mucha cautela con el tipo de franquicia que se desea adquirir.  Hoy en día recomendamos mucho las franquicias digitales como la mejor alternativa dentro del modelo de franquicias, porque te permiten acceder a un público más grande, obtienes menos limitaciones y menor cantidad de gastos fijos.

Otra desventaja es que tengas que competir en una ciudad con “tu misma marca”. Al existir tantas franquicias de un mismo producto en un sector, vas a perder un buen rango de clientes, por eso también debes tener presente, a la hora de hacerte con una, cuántas ya existen en el lugar que te encuentras y qué tan cerca estarían de ti.


La aceptación de las franquicias

Una firma colombiana en el 2016 realizó una encuesta en más de 25 ciudades de Colombia. En esta encuesta el 78% de la población afirmó que estaría dispuesta a empezar una nueva empresa, un 80,8% estarían dispuestas a pagar por adquirir conocimiento y experiencia por parte de una marca reconocida para reducir su probabilidad de fracaso, y un 75% quisiera intentar emprender a través de una franquicia.

Definitivamente las franquicias son un modelo de negocio a tener muy en cuenta, el respaldo que tiene el poder de la marca lo hace bastante atractivo como para atreverse a ignorarlo, a su vez, la marca también se apoya en productos de calidad y si se requieren campañas o publicidad la mayoría de las veces esto corre por cuenta del franquiciador.
¿Sabías que en Trascender Empresarial contamos con un modelo de franquicias en el que puedes participar y beneficiarte? ¿qué estás esperando para emprender? ¡Atrévete!


Desarrollar inteligencia emocional y su efecto en el emprendimiento

Inteligencia emocional, seguramente lo has escuchado mucho, pero ¿sabes qué es? Incluso más importante saber qué es, ¿tienes idea de cómo desarrollarla y aplicarla a la vida diaria? Hace unos meses publicamos un artículo sobre la inteligencia emocional en el que puedes revisar qué significa, cuáles son sus componentes y cómo se diferencia del desarrollo intelectual tradicional. Desarrollar inteligencia emocional te puede sonar a algo que simplemente se puso de moda, sin embargo, es solo una forma de denominar un conjunto de prácticas y respuestas antes las situaciones que a todos se nos presentan cada día, en especial si estás en el mundo del emprendimiento.

Emprender es una batalla diría con nuestros miedos, dudas e inseguridades, y en especial, es una batalla constante para continuar con la mejor actitud y el convencimiento de obtener unos resultados deseados a pesar de las dificultades. Es una carrera contra la “quejitis” y el conformismo derivado de los hábitos que ya poseemos y que en muchas ocasiones no nos permiten avanzar. Imagina que te acabas de quedar sin trabajo, que has intentado emprender, pero no te ha ido bien, que acaban de rematar tu casa porque no pudiste cumplirle al banco con lo pagos, y a ti y a tu pareja solo les queda un carro viejo en el que probablemente tendrán que pasar la noche, ¿qué harías?

Ahora, una situación no tan extrema. Imagina que estás emprendiendo, pero solo consigues lo necesario para sobrevivir y tu negocio te demanda visitar clientes todos los días y cuentas solo con un par de pantalones, un par de camisas y un par de zapatos, ¿seguirías emprendiendo? Muchos probablemente respondan: ‘pues si el negocio es bueno, claro que lo haría’, pero, ¿quién te asegura que el negocio es bueno? Recuerda que Coca-Cola solo vendió 22 botellas en su primer año, que cuando salieron los primeros teléfonos celulares (que eran enormes e incómodos), nadie daba un peso por ellos y todas las compañías de telecomunicaciones decían que era una pérdida de tiempo.

Trascender Empresarial - Inteligencia Emocional Emprendimiento I
Photo by rawpixel on Unsplash

La respuesta está en desarrollar inteligencia emocional

La primera situación la vivió Robert Kiyosaki junto a su esposa Kim. En los años 80’s tuvieron que vivir durante algún tiempo en su carro, pero estaban convencidos que saldrían adelante con el camino del emprendimiento. Hoy tienen más de 10 mil propiedades entre apartamentos, casas y locales comerciales gracias a las cuales, y a otras inversiones, son multimillonarios. Kiyosaki se ha convertido también en uno de los escritores de finanzas personales más importantes de la historia, y su esposa es también una fuente de inspiración para las mujeres, ella también es escritora.

La segunda fue la historia, durante dos años, de Arturo Calle, uno de los empresarios más importantes de Colombia y dueño de la cadena de almacenes de ropa masculina mejor posicionada en nuestra región. ¿Qué hacía durante esos dos años? Visitar clientes ofreciendo sus productos, vendiendo. Si, leíste bien, vendiendo. En la actualidad, a la gran mayoría de las personas no les gusta las ventas, de hecho, para muchos es algo hasta vergonzoso. En mi trabajo como consultor en logística, muchas ocasiones me llegaban peticiones como esta: “ayúdele a mi hijo pasando su hoja de vida en las empresas que usted conoce, así sea en ventas” Si eres emprendedor o quieres serlo no olvides que debes aprender a vender, eso se llama inteligencia comercial, inteligencia sobre la que escribiremos más adelante.

Luego de este pequeño paréntesis, desarrollar inteligencia emocional fue una de las claves para que tanto Kiyosaki y Arturo Calle, al igual que la gran mayoría de los emprendedores, pudieran tener éxito en sus vidas a pesar de las dificultades. No basta con tener visión y disciplina, debemos estar siempre con buena actitud, transmitir buena energía e inspirar a los demás a que nos sigan o a nos compren nuestra idea o nuestro producto. Tener esa capacidad es lo que se logra al desarrollar inteligencia emocional.

Tener dificultades es algo de todos los días, ya hemos dicho eso, y no es fácil permanecer fuerte e inmutable cuando, por ejemplo, no has pagado tu tarjeta de crédito o cuando acabas de terminar una relación sentimental. Es normal sentir que a veces no queremos ni pararnos de la cama, pero si desarrollamos inteligencia emocional, vamos a encontrar la forma de hacerlo, y hacerlo con mucho ímpetu.

Otros ejemplos en los que la inteligencia emocional es útil

No solo se trata de controlar las frustraciones o saber cómo mantener una buena actitud a pesar de las malas experiencias y las dificultades, desarrollar inteligencia emocional también es útil para controlar las emociones cuando interactuamos con los demás. No se trata de estar siempre alegre, es tener la capacidad de identificar cuando podemos enojarnos y qué tanto enojarnos, de saber en qué momento es prudente celebrar porque simplemente no sabemos las vueltas que dará la vida.

Imagina que acabas de ganar un pleito legal y celebras con gozo tu triunfo, te ríes con tus familiares o colegas, eso no está mal, pero del otro lado está el lado perdedor y es probable que tus risas sean vistas como señal de insulto, después de todo, ¿a quién le gusta que se burlen de sus derrotas? Si celebras, hazlo con prudencia y respeto, es probable que en unos años necesites algo de alguien de aquel bando. Ahora, si eres del otro lado, el que acaba de perder, entonces también debes tener la fuerza para aceptar la derrota como algo normal, como algo que podía pasar y que por ello no te sorprende, mantienes tu dignidad intacta y decides seguir adelante aprovechando esa derrota como un pilar de tu aprendizaje. Ambas situaciones, ambas reacciones requieren de inteligencia emocional.

Y, ¿cómo desarrollar inteligencia emocional? Lee, lee mucho, lee como nunca has leído en tu vida. En los libros está el secreto para transformar la mentalidad de cualquier persona, para darle criterio, capacidad de decisión y fortaleza emocional. ¿Te imaginas cómo serían nuestros países si en lugar de leer 2 libros en promedio por persona al año, leyéramos 10? Además de leer, busca una buena asociación, busca personas que te aporten visión, que hablen de cosas constructivas y que sean ejemplo de lo que tú quieres lograr. No veas televisión, al menos no aquella que sabes tiene un mensaje negativo, y decides ver películas que te inspiren, hazlo con medida, recuerda que si queremos tener éxito en un emprendimiento debemos obsesionarnos, lo que no significa abandonar todo lo demás, pero sí implica estar dispuestos a dormir poco y a sacrificar las fiestas, los paseos y los lujos mientras construimos la riqueza necesaria para que todas esas cosas las podamos disfrutar cuando queramos y no cuando podamos.

¡Emprende, no te quejes!

Trascender Empresarial - Emprende, no te quejes Cover

Hace algunos días he venido pensando mucho en el tema de la disposición que tiene nuestra región hacia el emprendimiento, una disposición muy marcada por el deseo de jóvenes que quieren ser independientes y que no quieren vivir sus vidas a la sombra de un empleo, una generación que quiere tener el control de su vida, una que las cifras sitúan en un 78%. Esto suena genial, ¿cierto? Sin embargo, me he estado preguntando, ¿qué tanta voluntad hay de emprender y qué tanta pereza hay hacia el trabajo detrás de esa disposición a emprender?

Este artículo tiene como fin crear conciencia hacia la resiliencia que todo emprendedor debe tener y no tanto hacia cuestionar la actitud facilista que desafortunadamente se ve en nuestra sociedad. Emprender no significa levantarse a la hora que queremos, eso se convierte en una opción cuando se tiene la libertad para hacerlo y eso implica tener el tema económico resuelto, de hecho, emprender puede traer consigo más trabajo que un empleo. Somos muy dados a quejarnos, si hace calor porque hace calor, si hace frío porque hace frío, del presidente de turno, de la situación económica porque está muy mala (desde que soy niño, y tengo 36 años, he escuchado que está mala), etc., etc.

Ahora, la realidad es que la situación económica si está mala o cómo explicamos el hecho que cerca del 67% de la población, por ejemplo, de Colombia gana un salario mínimo o menos. Pero, el punto no es si está mala o no la situación económica, el punto es: qué estamos haciendo para cambiarla además de publicar en Facebook e Instagram post de libertad financiera cuando no la tenemos o cuando no la estamos construyendo. Somos incoherentes en muchas ocasiones y tendemos a reemplazar las acciones que debemos ejecutar por la “quejitis”, una de las enfermedades de esta época.

¿Por qué emprender puede ser tan difícil?

En días anteriores, publicamos un artículo sobre la capacidad que debe tener un emprendedor, y en general cualquier persona, de aprender de sus errores y de hasta verlos como una bendición, suena difícil para lo que estamos acostumbrados. Después de todo, no estamos educados para aprender a perder, porque quien pierde es un perdedor, alguien que pierde estatus, alguien que, ante los ojos de la mayoría, carece de cualidades imitables.

El asunto es que como no sabemos perder recurrimos a una de dos opciones, puede haber otras, pero estas serían las más comunes: quejarnos y culpar a otras personas o a las circunstancias, o dejar de intentar tras un fracaso o una derrota. ¿Ustedes se imaginan a alguien que hubiese sido de Apple si Steve Jobs hubiese tenido una mentalidad de quejarse cuando buscaba inversionistas para poder sacar la Apple II? Qué tal esto: llamada número 5, quinta llamada en la que le dicen que no van a invertir en su empresa, y Steve Jobs, en lugar de hacer la sexta llamada, comienza a quejarse de lo tacaña que son las personas que tienen dinero. El final de la película hubiese sido muy diferente, Steve Jobs hubiese desistido de su sueño y hubiera terminado haciendo cualquier otra cosa.

¿Cuántos de nosotros hubiese resistido 499 NO antes de conseguir el primer SÍ? Y es que el quejarse tiene mucho que ver con el rendirse. ¿Esto implica que no podamos quejarnos nunca? No, somo seres humanos y tenemos todo el derecho a equivocarnos y eso incluye quejarnos, pero, por lo que más quieras y anhelas en tu vida, si te llegas a quejar, respóndete a ti mismo: no te quejes y sigue trabajando, sigue luchando. Emprender se vuelve difícil porque debemos batallar cada día con nuestros miedos, inseguridades, dudas, paradigmas y con todos los pensamientos negativos y de escasez que hemos acumulado durante nuestras vidas.


Photo by Sam Xu on Unsplash


Entonces, ¿qué debemos hacer?

Yo escribo esto porque adivinen, también me quejo, también tengo conflictos, dudas y miedos, muchos paradigmas y que aún no confío lo suficiente en mí. Pero, miro hacia atrás y encuentro que antes era peor y que hoy, a diferencia de hace unos años, creo firmemente en que soy capaz de lograr lo que se me venga en gana, lo que me proponga. De ahí parte todo, si no tienes confianza en que eres extraordinario, nunca lo serás.

Pero detrás de esto hay un proceso, algo que muy poco miramos ya que somos, reitero, una sociedad que se fija más en el resultado que en el proceso. El proceso implica desarrollar las habilidades necesarias, pero más que nada, desarrollar hábitos de éxito. Uno de los más importantes es la lectura, no hay nada más poderoso que leer y nada más aburrido para la gran mayoría de la población latina. En Colombia leemos en promedio 2 libros por año, en España la cifra llega a los 10, y en ¡Finlandia son 47!

Leer es el primer paso para controlar los pensamientos y crear nuevos hábitos, crear nuevos modelos mentales, tener una percepción positiva hacia el dinero y pensar en abundancia. Debemos asociarnos con las personas correctas, personas que compartan nuestra visión, personas que sean del tipo que venden pañuelos y no del tipo que lloran, personas que hayan recorrido el camino que estamos caminando, personas que nos puedan inspirar.

Para terminar, los quiero dejar con una pregunta para que midan qué tanto nivel de merecimiento tienen, qué tanta autoconfianza y cuál es tu percepción respecto del dinero. Piensa en una persona que para ti gane mucho dinero, que represente un nivel de ingresos que para ti sea impresionante, que digas: increíble lo que gana esta persona. La pregunta es, ¿cuál es el ingreso mensual que tendría una persona de estas características? ¿Cuál es la cifra que para ti se constituye en un ingreso impresionantemente grande?

La coherencia, una virtud que marca el camino del éxito

Trascender Empresarial - Coherencia

En la actualidad es fácil encontrar múltiples textos, imágenes, frases y otros tantos mensajes sobre cómo tener éxito en la vida, cómo ser un emprendedor exitoso, cómo llevar una vida significativa, entre otros mensajes que invitan a hacer lo correcto. Sin embargo, ¿cuántos de nosotros hemos publicado cosas sin haberlas puesto en práctica primero? Es fácil ser una especie de ‘coach’ de vida hoy en día, es fácil decirle a los demás lo que es correcto y cómo trascender, pero no es fácil hacerlo e inspirar con el ejemplo en lugar de tratar de influenciar con palabras, es decir, no es fácil tener coherencia.

La coherencia es una de las cualidades que más fácilmente diferencian a una persona de éxito entre el común. La coherencia se puede resumir en ser capaz de actuar de forma consecuente y lógica con nuestros pensamientos y nuestras palabras. Ahora, ¿qué tiene eso de difícil? Cuando se emprende no habrá ningún jefe que nos diga lo que tenemos que hacer y no tendremos la motivación de hacerlo si queremos conservar nuestro trabajo, cuando se emprende dependemos de lo que cada uno sea capaz de hacer desde la propia disciplina, pero resulta muy fácil decir cosas como: “triunfa a pesar de tener miedo”. Sería muy interesante saber cuántos triunfos ha tenido quien escribió esa frase y cómo supera sus miedos.

Esa frase la publiqué en el Instagram hace algunos meses y no digo que no sea cierto o que no sea consciente de mis miedos, pero sé que ha habido muchos momentos en que simplemente se queda en palabras y sé que, para muchos, las publicaciones del Facebook o del Instagram y mucho del contenido sobre cómo tener éxito que vemos en Internet se quedan en eso, en palabras. En este artículo queremos compartir con ustedes lo que significa la coherencia por medio de una historia, la de perdón y reconciliación que promovió Nelson Mandela.

Una historia de cambio

Cuando Nelson Mandela asumió como presidente de Sudáfrica, lo hizo tras la caída del Apartheid, término que significa ‘separación’ y que fue empleado por los afrikáans para denotar todas las políticas que dieron forma a la segregación racial impuesta por el gobierno sudafricano para diferenciar los derechos de los blancos a los derechos de las personas de color. El Apartheid duró casi 50 años y se caracterizó por la represión, la supresión de la libertad de expresión, el encarcelamiento injustificado y sin un proceso legal justo, el maltrato, los asesinatos y las desapariciones justificadas bajo la premisa que la raza negra era inferior a ellos.

Al terminarse este régimen, quedó una sociedad dividida por el odio, el resentimiento y el miedo, una división que dejó al país al borde de una guerra civil. Al asumir como presidente, una de las primeras misiones de Mandela fue terminar con esa división, y si bien incluso hoy en día aún cosas por resolver en dicho país, como en la gran mayoría del mundo, logró cambiar ese escenario a través del deporte, a través del rugby. Tal vez quieras ver el documental “El 16avo hombre”, algo similar a decir en el fútbol ‘el jugador número 12’, ya que en el rugby se juega con 15 jugadores por equipo, documental en el que, a través de los testimonios de jugadores, directivos, periodistas, guardaespaldas de Mandela y activistas políticos de la época, todo lo que significó el liderazgo y el cambio que propuso Nelson Mandela.

Trascender Empresarial - Nelson Mandela
Photo by John-Paul Henry on Unsplash

Como todo mensaje diferente, Mandela fue muy criticado y la gran mayoría de sus electores, quienes eran también la mayoría del país, no entendían cómo él, quien fue elegido para darle a la raza negra el lugar de privilegio que se merecían, ahora proclamaba igualdad y perdón, como ahora apoyaba al equipo de rugby, los Springboks, quienes, ante los ojos de los sudafricanos antes oprimidos, representaba todo lo negativo que significó el Apartheid. En aquel entonces, 1994, el comité de deportes del país decidió eliminar el nombre y los colores del equipo de rugby, sin embargo, Mandela se opuso a ello y los convenció de conservar toda la imagen y todo lo que representaba a los Springboks, la razón que les dio: “debemos perdonar y acabar con el ciclo de temor que amenaza con destruir este país, debemos sorprenderlos con el perdón”.

Un liderazgo basado en el ejemplo

Mandela estuvo preso por más de 27 años por ser acusado como terrorista, por defender los derechos civiles en realidad. Tras salir de prisión, ¿qué hizo? Perdonar a quienes lo encarcelaron durante tanto tiempo en una celda de 2 metros x 2 metros. En su juventud hacia lo que muchos sudafricanos antes de reconocer a los Springboks como parte de su nación, apoyar siempre a sus rivales, sin embargo, tras su salida de prisión se convirtió en el fanático número 1 de los Springboks, de ahí el nombre del documental “El 16avo hombre”.

Mandela aplicó coherencia entre su mensaje de perdonar y sus acciones, las cuales se resumen en eso, perdonar y pasar la página para construir un mejor futuro. Parte de sus guardaespaldas eran blancos, al igual que muchos funcionarios de su gobierno, no sólo porque representaba un acto más de reconciliación sino porque también entendía que necesitaba personas que conocieran todo el esquema de administración del país. Ser coherente también implica reconocer las habilidades y fortalezas en los demás, aceptarlas y aprovecharlas para el bien común, ello es un rasgo de liderazgo.

No solo basta con decir: hay que aceptar a los demás con todo y sus diferencias en pro de entre todos reunir las habilidades necesarias para sacar adelante un emprendimiento. Debemos hacerlo de forma genuina y dar ejemplo de aceptación e integración en un mundo que pregona por la inclusión, pero que sigue separando a quienes son diferentes, a quienes piensan y hacen cosas diferentes.

Antes del Mundial de Rugby de 1995, que se celebró en la misma Sudáfrica, el equipo de rugby realizó una campaña en la que viajaban por todo el país para entrenar y compartir con niños de diferentes poblaciones de escasos recursos, la campaña se llamó: “un equipo, una nación”. En un principio nadie la apoyaba, ni siquiera los propios jugadores, pero gracias a la coherencia que encontraron en el mensaje de Mandela, se inspiraron a hacer parte de ella en una forma honesta y con el tiempo se convirtieron en el foco de la atención y el cariño de una gran mayoría del país, cuando solo unos meses atrás esa gran mayoría los querían eliminar.

¿Por qué apostarle a la coherencia?

Mandela logró a través de su ejemplo inspirar a toda una nación, tanta fue la inspiración, que los Springboks ganaron el Mundial de 1995 cuando, un año de jugarse, todos consideraban que no tendrían éxito ya que eran un equipo mediocre, falto de talento y de la disciplina para ganar, ¿qué cambió en ellos? La razón por la que jugaban, ya no lo hacían por solo ganar un partido de rugby, jugaban por poner en alto el nombre de todo un país y por responder al apoyo de más de 40 millones de personas.

Su historia sigue inspirando a muchos en la actualidad, yo soy uno de los que ha encontrado dicha inspiración gracias a lo que hace tantos años él hizo: ser coherente y actuar siempre acorde a lo que pensaba y a lo que decía. Ahora, he encontrado también que no es fácil tener coherencia, he encontrado que resulta muy fácil decir: seré millonario, después de todo, ¿quién no desea tener éxito y prosperidad? Y no hablo solo de dinero, me refiero a lograr todo aquello que anhelamos, pero trabajar todos los días de forma incansable por ello no resulta tan fácil, no resulta fácil perseverar a pesar de las dificultades.

Dificultades como las que Mandela y tantos otros que se han arriesgado a hacer algo diferente tuvieron en su camino de éxito. Dificultades como las que de seguro vives y deberás vivir y has decidido emprender, dificultades por todo lo que hay por delante de los sueños que tenemos. Si tenemos coherencia nos será más sencillo acercarnos a nuestras metas, si eres capaz de pensar en grande y de decir solo palabras de grandeza, entonces actúa también con grandeza y lo único que tendrás a cambio serán resultados de grandeza.

¡Vive como realmente quieres vivir, no como te toque!

Trascender Empresarial - Vive como quieras

¡ATENCIÓN! este artículo puede ser el causante de que mandes tu trabajo al carajo y te atrevas a vivir una vida extraordinaria.

Son las 6 de la mañana y nuevamente suena el despertador, un día más abres los ojos, ¿o es un día menos?, qué más da, hace mucho tiempo que los días son lo mismo, miras tu celular, y ya tienes más de 35 mails sin contestar, antes de acostarte ya habías echado un vistazo y los habías contestado todos, algunos son del pesado de tu jefe y otros de unos clientes que están esperando respuesta, así que tú día la verdad no empieza muy bien, en ese momento desearías seguir descansando un poco más en tu cama, sin tener que preocuparte por nada más que ser feliz, pero hace mucho que te olvidaste de tu misma felicidad, ni siquiera sabes por qué estás haciendo lo que haces.

Tomas la decisión de ir hasta la cocina para desayunar algo rápido, porque ya se está haciendo tarde y no quieres volver a ser insultado por tu jefe, te preparas un café y te comes una tostada mientras lees el correo estresante de tu tan “adorado” jefe, respondes sin ganas mientras te lavas tus dientes. Así que te diriges a tu alcoba donde está tu pareja y te despides sin emoción alguna, sales de casa, 20 minutos después de haberte levantado ya estás dentro de tu auto, auto que solo utilizas para ir de tu casa al trabajo y de tu trabajo a la casa, ya te encuentras (como todos los días) sumergido en el tráfico, entonces enciendes la radio para escuchar las noticias, “Todos los políticos son una porquería” exclamas, te sientes decepcionado de lo que escuchas, pero por alguna extraña razón te sigues alimentando de eso todas las mañanas.

Llegas a la oficina como si fueses un robot ejecutando tu ritual diario, das los buenos días, sacas un café de la máquina acto seguido te sientas en tu escritorio y abres tu portátil, bastan únicamente unos minutos para que tengas más trabajo del que tenías cuándo saliste el día anterior.

Trascender Emprasarial - Vive como quieras II

¡Es una bola de nieve que cada día se hace más grande!

Hace años que dejaste de luchar contra ella, ahora ruedan juntos, sin quejarte, mientras te aplasta.

Miras el reloj, quedan ocho horas más de trabajo, más lo que añada el tablero del juez (tu jefe) Suspiras mirando al cielo y ruegas que no se alargue más de lo debido, una notificación en tu celular te saca de tu conversación con el más allá, es de un amigo que te envía una foto desde Egipto sacando la lengua frente a una de las pirámides.

“Qué vida la que lleva” – piensas con mucha envidia.

Te preguntas qué hiciste mal, seguiste el guión que te vendieron tus padres y familiares, sacaste la carrera en los 5 años que se debe sacar, te ganaste una beca en España para realizar tu especialización, hiciste tu maestría en Alemania con los ahorros de toda tu vida y ayuda de los bancos.

Recibes otra foto de tu amigo y le contestas “Tú si que vives la vida”, él responde:

– “La vida es para vivirla, ¿no?”

Justo en ese momento te das cuenta que llevas muchísimo tiempo sin vivir, tienes ya casi 45 años y estás “muriendo” en vida. Abandonaste todos tus sueños, hace mucho que no saboreas la vida que ya hasta olvidaste a que sabe, no disfrutas de un solo día para ti, tu único contacto con la naturaleza es ver al gorila de tu jefe, hace años que no ves a tus seres queridos, con tu pareja haces más la guerra que el amor.

Por alguna razón asumiste que dedicar tu vida al trabajo era el camino correcto hacia al éxito y cuándo pensaste que lo tenías, ahora qué estás más allá de lo que un día te imaginaste, solo te sientes desdichado, decepcionado y aburrido de tu vida. Pensaste que ser responsable era renunciar a tus sueños.

Ahora mírate, ahí estás, en tu mesa de trabajo deseando asesinar un día más, deseando el sábado para descansar (pero en realidad es trabajo desde casa). ahí estás siendo el engranaje de una organización en la que ni siquiera crees, sin otra respuesta que “pagar las facturas” cuándo te haces la pregunta ¿Por qué estoy aquí?. Te sientes atrapado y no sabes como salir de ahí, es tan claustrofóbico como estar en un ataúd, enterrado, sin poder hacer nada.

Tú alma grita desde tu interior, grita con fuerza, con rabia y desesperación, esperando ser oída por alguien.

“¡SÁCAME DE AQUÍ!”

¡Buenas noticias! aún no estás muerto, aún hay una voz que habla dentro de ti. Seguramente llevas tiempo gritando por dentro, pero por alguna desconocida razón hasta hoy no has oído esa voz.

HOY LA VIDA TE OFRECE UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD.

La oportunidad de dejar de ser un muerto en vida, mira por la ventana, allá afuera hay un montón de personas dedicando su vida a cosas extraordinarias, unos salvan vidas, otros viajan por el mundo, algunos hacen sus sueños realidad, otros están creando las obras de arte que serán recordadas durante los próximos siglos.

Entiende lo siguiente: El verdadero significado del éxito es dedicar tu vida a algo con sentido, que te permita vivir con pasión y ser libre.

Mira al amargado de tu jefe y al resto de zombies entre los que te encuentras. ¿de verdad quieres seguir así?, sabes bien que no, que tienes que hacer algo, quizás ya hayas sentido el impulso de salir por la puerta sin mirar hacia atrás, pero no lo haces, por miedo a equivocarte, por que tienes miedo a quedarte sin el dinero que te mantiene sobreviviendo, por tu miedo a decepcionar a los demás, por tu inseguridad de si eres capaz de ganarte la vida a kilómetros de tu empresa, no es fácil, pero tampoco es imposible, allá afuera hay mucha gente que lo ha logrado, pidiendo ayuda al principio cuando no sabía qué camino tomar.

“De ti depende hacer de las barreras que te detienen nuevos retos para tener una vida diferente, o un montón de excusas para seguir en tu jaula dorada”

Si tu decisión es que sean excusas, te quedarás ahí toda la vida, en tu maravilloso ataúd, enterrado en vida, hoy te retamos a buscar respuestas, porque si has llegado hasta aquí es porque aspiras una vida más plena, una vida que sin duda alguna te mereces, pero debes tomar una decisión.

Así que, ¡Vive como realmente quieres vivir, no como te toque!.

Claves para emprender: desarrollar visión

Photo by Octavian Rosca on Unsplash

Emprender no es una tarea fácil, es algo que todos sabemos, desarrollar visión es una tarea muchas veces también difícil. Para muchos las claves para tener éxito emprendiendo pasan por aspectos físicos, tangibles y externos a lo que cada uno es como persona. Si bien esto es cierto, solo lo es en parte. Contar con el capital necesario, sea mucho o poco, tener una idea ganadora, rodearse de las personas adecuadas para que ayuden a potenciar el emprendimiento que queramos sacar adelante y tener muy bien definidos lo legal y lo fiscal son todos aspectos muy importantes, de eso no cabe duda.

Pero, todo lo relacionado a las habilidades y capacidades personales lo son aún más, de hecho, son lo que a la larga realmente importan. Imaginemos que no sabemos cómo liquidar los impuestos correspondientes a la actividad comercial que desarrollamos, ¿esto significa que no podemos crear una empresa viable? No, si podemos, ya que en determinado punto tendremos la capacidad de investigar cómo hacerlo o simplemente contratar a alguien que si conozca y domine todo lo relacionados a los impuestos.

En este mismo escenario, si no podemos tener la capacidad de visionar una empresa grande, que genere un gran impacto en la sociedad y en el mercado, que trascienda positivamente en la vida de los demás, entonces de nada nos servirá conocer todo sobre el mundo de los impuestos.

¿Por qué desarrollar visión?

El 28 de agosto de 1963 sucedió uno de esas cosas que representó la división de nuestra historia en un antes y un después. En aquel día, Martin Luther King pronunció su famoso e inspirador discurso “Yo Tengo un Sueño”. En él manifestó que soñaba con ver unida a una nación a pesar de sus diferencias raciales y de la dura historia de esclavismo que les precedía, soñaba con la igualdad de todas las personas, soñaba con un mundo en el que la libertad fuese un derecho igualitario para todos.

¿Tenía Martin Luther King la certeza de que esto pasaría? No, cualquiera hubiese dicho que estaba loco, de hecho, muchos lo hicieron. Las condiciones para que tal escenario se diera en los Estados Unidos y en general en el mundo, simplemente no estaban dadas, incluso hoy en día, aunque se ha avanzado mucho en ese aspecto, falta mucho para llegar a ese mundo tan anhelado por él. Pero, ¿entonces qué lo motivaba?

Su visión, su sueño de un mundo mejor. Él podía ver algo que los demás no, un futuro lleno de prosperidad y esperanza para las personas. Él tenía la capacidad de visionar igualdad en medio de una sociedad desigual y segregada, y a través de su capacidad de visionar lo imposible, inspiró y sigue inspirando a millones. ¿Cómo construir algo grande si cuando empezamos no hay nada? Teniendo visión, es simple. Debemos concentrarnos en desarrollar la capacidad de visionar, sin miedo, todo lo que queremos para nuestras vidas, pero para ello, debemos tener creencia.

Trascender Empresarial - Vision
Photo by Octavian Rosca on Unsplash

¿Cómo desarrollar visión?

Debemos partir de tener claro qué queremos, cuáles son nuestros sueños y metas, pero más que nada, debemos creer que lograr todo eso es posible. ¿Podría Reed Hastings crear lo que hoy es Netflix sin visión? Para el año 2000, habían crecido mucho y eran un importante proveedor de películas en formato DVD que eran compradas en línea para ser despachadas a gran parte del territorio de Estados Unidos. Tenía una visión, convertirse en el proveedor más importante de películas en línea, visión que quiso compartir con Blockbuster.

Sin embargo, los directivos del entonces gigante de alquiler de películas declinaron dicha oferta. Ellos pensaban que un negocio de películas en línea no tendría éxito ya que las personas preferían ir a cine o rentarlas. Pero, el tiempo ha demostrado que esa preferencia era por falta de opciones, ya que actualmente somo muchos los que disfrutamos viendo una buena película, escogida entre una gran variedad de opciones, en compañía de nuestros amigos y familia desde nuestra casa. Hoy, Netflix ha desarrollado una división que produce series y películas de gran calidad y en la que actores como Will Smith, uno de los de más prestigio, ha protagonizado películas exclusivas para esta plataforma.

La diferencia entre las personas de Blockbuster y las de Netflix, la diferencia entre Martin Luther King y la sociedad estadounidense de su época, la diferencia entre quienes trascienden y los que no, es la creencia de poder crear algo increíble donde en un principio no hay nada. Debemos desarrollar visión y, reiteramos, no tener miedo en creer que podemos lograr grandes cosas.

Atrevámonos a soñar y a lograr cosas que hoy en día se han perdido, por ejemplo, la mayoría de nuestra sociedad cree que lo normal es graduarse para salir a buscar trabajo, a ganarse un salario que cada vez es más bajo, y solo el hecho de pensar que podemos ser millonarios es catalogado como algo de ilusos. Necesitamos personas que desafíen lo normal, personas que quieran hacer la diferencia y crear historia. Siempre las cosas grandes en toda nuestra historia han sido hechas por quienes se salen del molde y visionan algo distinto a lo que todos ven, ¡atrevámonos!

Tomemos decisiones que nadie en su sano juicio se atrevería a tomar

Trascender Empresarial - Decisiones Sano Juicio Cuerpo

El mundo globalizado de hoy en día ha marcado tendencias en cuanto a tecnología e innovación, y para nadie es un secreto que desde hace 20 años tenemos un sin fin de utilidades, que anteriormente jamás nos imaginariamos que tendrían tanto auge; y que además, se convertirían en elementos necesarios de nuestro día a día. Por citar algunos ejemplos tenemos a Google, Airbnb, Uber, Netflix, etc, ejemplos que están marcados por decisiones.

El día de hoy vamos a analizar tres historias de StartUps, una muy conocida como Google, y otras dos que a pesar de no haber sonado tan fuertemente en Latinoamérica, han sido herramientas poderosas que están marcando tendencia en el mundo. Lo que queremos recalcar siempre es que hay un punto donde concuerdan la mayoría de las historias de éxito, y es, el haberse atrevido a tomar decisiones “locas”. Decisiones que nadie en su sano juicio se atrevería a tomar, pero que subyacen ideas que dan un nuevo rumbo al mundo. La invitación es, después de entenderlas, a pensar fuera del molde y a cuestionar todo el sistema de creencias con los que hemos sido formados.

Google y su idea loca de ser el clasificador de información más grande del mundo.

En 1996, Larry Page y Sergey Brin iniciaron Google como un pequeño proyecto de investigación. Su idea era sencilla, crear un buscador que clasificara las páginas de internet según el número de páginas que ofrecieran vínculos a ella. Estos dos estudiantes de Stanford descubrieron a medida que avanzaban, que podían lograr un gran impacto en el mundo informático si creaban un motor que se encargara de clasificar todo lo que ERA clasificable. Su idea “loca” era que todo lo que se buscara en internet tuviese que pasar por su herramienta, más adelante llamada “Google”.

Los dos jóvenes compartieron sus ideas con muchos profesores e investigadores quienes no aprobaron su iniciativa puesto que les parecía algo imposible y no encontraban una manera en la que se pudiese almacenar mucha información para tantas personas en el mundo. Sin embargo, Peter y Sergey tomaron está decisión, perseveraron, estudiaron y aplicaron… continuaron. Hoy en día sabemos que Google es el clasificador más grande del mundo y es difícil concebir un mundo sin él; estos chicos lograron crear el imperio informático más grande del mundo. ¿Cómo lo hicieron? Tomando una decisión que casi nadie en su sano juicio se atrevería a tomar, ni mucho menos sostener.

Threadless, la empresa que vende más camisetas en el mundo y no gasta un solo peso en sus propios diseños.

En Threadless venden camisetas y otros productos diseñados por sus propios usuarios, reciben diariamente más de 300.000 diseños, y en el 2010 vendieron más de 30 millones de dólares en total. Jake Nickell y Jacob DeHart, en Noviembre del año 2000, decidieron hacer su idea realidad, publicaron un post en sus redes sociales dónde pedían apoyo a muchos de sus amigos sobre diseños para unas nuevas camisetas que querían hacer, descubrieron que tenían mucho apoyo y que la gente colaboraba con ideas muy interesantes. Fue así que pensaron en crear la primer StartUp de venta de ropa, sin tener que ser diseñador ni gastar dinero en ello.

Al comienzo participaron en un sin número de concursos para recibir fondos sin recibir apoyo alguno, la idea fue cuestionada y el modelo de negocios con diseñadores tipo freelance también lo fue, sin embargo, mantuvieron su loca decisión y ya anteriormente mencionamos el resultado de su gran idea. Es que si te hubiesen dicho hace 20 años que ibas a montar una tienda de ropa, sin tener que gastar dinero en diseñadores, ¿qué habrías pensado?.

Trascender Empresarial - Decisiones Sano Juicio Cuerpo
Photo by rawpixel on Unsplash

¿Voces para los que no tienen voz, decisiones para la paz?

Ushahidi da la oportunidad de hablar de manera anónima a personas que han tenido experiencias traumáticas debido a conflictos armados. En las elecciones presidenciales de Kenia del año 2007, que trajeron consigo muchísima violencia y caos social, Juliana Rotich, una profesional en tecnología de la información, creó inicialmente esta aplicación para documentar todo el peligro y la violencia que se evidenciaba en esa época.

Para hacerlo, ella obtenía información de cada estudiante y la subía a Google Maps, a fin de prevenir a muchas más personas sobre la situación. Su idea era que muchas más personas pudiesen informar a otros sobre situaciones de peligro, esto suena lógico, pero la parte más interesante era ¿cómo hacer para que esto realmente funcionara y para que tuviese un impacto positivo en la sociedad?.

Juliana obtuvo la respuesta y todo gracias a la tecnología, ya que hoy Ushahidi es una de las apps más reconocidas en el mundo, con premios otorgados por la ONU, en dónde registra que ha salvado más de 700 mil vidas alrededor del mundo. Juliana tuvo una idea, la de ayudar a su país y combatir la violencia, y en un sistema en dónde hasta tu misma mente te llama loco por querer algo así, ella mantuvo su decisión y marcó la diferencia.

Estás tres historias llenas de éxito, tienen un mensaje que dejarnos, estás a una decisión “loca” de lograr algo tan grande como Google, tan innovador como Threadless y que pueda salvar tantas vidas como Ushahidi. Nuestra intención como organización es brindar educación, herramientas y casos aplicados que nos lleven a pensar que lo imposible es posible. ¿Qué esperas para hacer tus ideas locas una realidad?

En el emprendimiento a veces se gana, a veces se aprende

emprendimiento a veces se gana

Durante nuestras vidas, en cada espacio de aprendizaje y convivencia nos hemos preparado para ganar, para tener éxito, para no equivocarnos, para no cometer errores. ¿Es este un enfoque equivocado? Probablemente no lo habías considerado así, pero si es un enfoque equivocado. Ahora, es posible que una pregunta ronde tu mente en este instante, ¿enfoque equivocado? ¿Cómo así?

En este artículo vamos a tratar de entender porqué para tener éxito en cualquier aspecto de la vida, y particularmente en el emprendimiento, primero hay que prepararse para perder. El título de este artículo está basado en un libro del mismo nombre escrito por John Maxwell, uno de los estandartes más importantes del mundo en temas de liderazgo y crecimiento personal. El libro plantea cómo a partir de los errores, de las pérdidas, las tragedias y las derrotas, han surgido muchas de las iniciativas, proyectos, inventos y avances más importantes en la historia de la humanidad.

Los errores y las derrotas son oportunidades

La coca-cola, los neumáticos, el papel celofán, la penicilina, entre muchas otras cosas que en algún momento cambiaron el rumbo de la humanidad nacieron de un error. Así mismo, perder es parte del proceso natural de la vida, así lo fue para Samuel Morse quien, tras perder a su esposa debido a una grave enfermedad, inició un proceso de investigación, hacia 1830, que lo llevo a inventar el telégrafo eléctrico. Morse buscaba cambiar la forma de comunicarse en aquella época para que las noticias pudieran viajar más rápido y no le pasase lo que a él.

Morse recibió una carta de su padre donde le informaba que su esposa estaba enferma, al llegar su ciudad de residencia se encontró que su amada no solo había fallecido, sino que ya había sido incluso enterrada. En aquel entonces, la comunicación dependía de la velocidad de los trenes y de los caballos. Ejemplos como este hay miles alrededor del mundo, tal vez tu sea uno. El punto es que perder representa una oportunidad de mejorar, de hacer las cosas bien, de crear algo nuevo, pero solo si tienes la visión y la disposición de aprender.

Aceptar este enfoque no es sencillo, pues tendemos a pensar que perder es un fracaso y que no podemos equivocarnos si queremos dar algún tipo de señal de que somos ganadores. Piensa, por ejemplo, en la escuela o la universidad o cualquier entorno educativo tradicional, si perdías un examen ¿qué pasaba? No solo sacabas una nota mala, sino que probablemente también recibías un regaño de tus padres, un reproche de tu profesor y tal ves el señalamiento de tus compañeros como alguien que equivocó tremendamente. Así que la próxima vez que te equivoques o sufras una pérdida, pregúntate cómo la puedes aprovechar.

La humildad, base del aprendizaje

Hablar de aprovechar las oportunidades inherentes a los errores y las pérdidas requiere de hablar de aprendizaje y este no viene sino tenemos la humildad de aprender. Ken Blanchard, consultor de negocios y escrito dice: “humildad no significa pensar menos de ti mismo, significa pensar menos en ti mismo” Básicamente lo que trata de reconocer que solo siendo humildes se puede aprender y que el aprendizaje no puede estar solo en función de lograr objetivos personales sino de aportar a una comunidad, a la sociedad y a hacer mejor la vida de las personas.

La arrogancia es el número uno del aprendizaje y el miedo es su primo. Aprender siempre lleva a explorar cosas nuevas, a salirse de la zona de confort y a enfrentarse a escenarios que no dominamos y eso, por lo general, asusta. Es importante aprender entonces a ver más allá del miedo, identificar los beneficios detrás de un nuevo proceso, de conocer nuevas personas, de desarrollar nuevas habilidades. Ahora, el miedo puede conducir a la arrogancia y viceversa debido a querer evitar a toda costa a quedar expuesto ante los demás tras un error.

Ser arrogante significa no reconocer las falencias propias y no aceptar que cada día, cada instante estamos en un proceso de evolución y mejoramiento. De lo contrario entramos el proceso contrario: la involución. El aprendizaje se hace necesario simplemente al reconocer que todo en la vida, en la naturaleza, y en el universo se basa en ciclos y que queramos o no, todo cambia, así que más vale que tú también lo hagas.

La vida es difícil, acéptalo

La vida no es color de rosas, seguramente ya de habías percatado o al menos lo habías escuchado. No es que venimos al mundo a sufrir, de hecho, venimos a ser felices, solo que ello no es fácil, nada que valga la pena en la vida lo es. Difícil significa que debes trabajar por tus metas, significa que a veces las cosas no salen como esperabas, que debes tener disciplina y constancia, y como ya hemos mencionado, preferimos mantenernos en la zona de comodidad y no arriesgarnos a cosas nuevas.

Es cierto también que para unos la vida es más difícil que para otros. Circunstancias de nacimiento, una discapacidad física o mental, o simplemente malas experiencias de forma frecuente pueden hacer que tu realidad sea más difícil. Por ello, no tiene sentido hacer la vida más difícil de lo que ya es. Tener un espíritu de aprendizaje y una buena disposición a aceptar los errores y derrotas como oportunidades para crecer y mejorar, te permite disfrutar la vida en lugar de sufrirla.

Esperamos que este artículo te deje al menos la inquietud de empezar a ver los errores y las derrotas desde otra perspectiva, a reconocer todo lo bueno que hay detrás de algo malo en principio. Esperamos que hagas parte del cambio de mentalidad respecto de la educación que en Trascender Empresarial impulsamos.

No tener tiempo es sinónimo de pobreza

“No tener tiempo es sinónimo de pobreza”. La primera vez que escuché esta frase me sonó muy fuerte, es decir, si no tienes tiempo entonces eres pobre y llamar pobre a alguien que pasa todo el día trabajando es algo fuerte, pero si lo sabes escuchar, si lo tomas de la manera correcta, tanto es cierto como positivo para tu vida. Todos hemos escuchado las palabras “Libertad Financiera”, “Riqueza”, “Independencia Financiera”, pero, ¿entendemos lo que realmente significa? ¿creemos de alguna forma que son objetivos logrables por cualquier persona?

En este post vamos a explorar un poco estos conceptos y la relación que tienen con el tiempo, y cómo las cosas han cambiado hasta el punto de entender que no tener tiempo no es sinónimo de éxito, todo lo contrario, no tener tiempo es sinónimo de estar enfocados en un camino equivocado o que al menos no es lo suficientemente satisfactorio, no solo en términos de riqueza económica, sino también de riqueza espiritual, esa que viene con la plenitud personal, con satisfacer esas áreas de la vida que el trabajo no puede.

Tener conciencia que la riqueza es algo positivo

No sé cuál sea tu caso, pero yo crecí en un entorno en el que tener mucho dinero es sinónimo de problemas. Crecí en un entorno donde escuchaba frases como: “el dinero no compra la felicidad”, “es mejor ser pobre, pero honrado”, “el dinero es la raíz de todos los males”, etc. Después de mucho escucharlas y ver cómo las personas vivían acorde a ese tipo de filosofía en la que la búsqueda del dinero solo es para los avaros y codiciosos, ¿cómo crees que una personas desarrolla su mentalidad hacia el dinero y el concepto de pobreza?

La respuesta, aunque pueda parecer exagerada es simple, crecemos con la idea que tener riqueza, que disfrutar de una vida millonaria es algo malo pues el “dinero trae problemas”. Pero, la verdad es que el dinero no trae problemas, la falta de inteligencia financiera para saber manejarlo y de inteligencia emocional para afrontar las dificultades de la vida, son las que traen problemas, o más que problemas, situaciones que no podemos resolver, porque, usando las palabras de grandes escritores como Napoleon Hill y John Maxwell, los problemas son una bendición.

Detrás de los problemas están las oportunidades más grandes que tiene una persona para crecer y desarrollarse, y hablando de emprendimiento, allí es donde están las oportunidades más grandes para hacer negocios, construir empresa y ganar dinero. Ahí está el caso de cómo nació la aerolínea Virgin, revisa su historia y comprenderás que los problemas a todos se nos presentan, la diferencia está en cómo reaccionamos y los aprovechamos.

Ahora, imagina que tienes resuelto ese “pequeño” asunto del dinero, es decir, que no tienes que volver a sacar cuentas para saber si alcanzas a pagar todos tus compromisos, que no tienes que dejar de pagar o comprar algo porque se descuadra tu presupuesto, que no tienes que recurrir a una tarjeta de crédito, a un amigo o a un crédito bancario para poder cubrir tus gastos, ¿cómo sería tu vida?

Trascender Empresarial - Libertad Financiera
Photo by Nathan McBride on Unsplash

 

La libertad financiera significa tiempo libre, tiempo de calidad

Tener tiempo libre no es lo mismo que estar desocupado, simplemente se trata de entender que hoy en día hay otras formas de cómo ganar dinero sin que implique trabajar todo el día y menos haciéndolo para que alguien más construya su patrimonio en lugar de hacerlo para ti mismo.

Decir que no tienes tiempo es sinónimo de pobreza simplemente por el hecho que tu ingreso depende exclusivamente de ti y en ese sentido resulta muy difícil generar los ingresos para tener tiempo de calidad. No nos referimos a mucho dinero, pues el presidente de una multinacional puede generar mucho dinero, pero no así tiempo de calidad. Se trata es del mecanismo, de la forma de producir ese dinero para que así puedas tener tiempo de calidad.

Tiempo de calidad significa poder disfrutar de las cosas que en realidad te gustan y te satisfacen: pasar tiempo con la familia, levantarse tarde, desayunar con tranquilidad, almorzar en tu casa, salir de viaje (así sea a una población cercana) sin importar si es época de vacaciones o no. Tiempo de calidad significa salir a ver una película sin tener que te pase por la mente: “mañana debo pagar la cuota del carro”. Tiempo de calidad no es ser vago, es que tu tiempo no gire en torno a ganar dinero.

¿Cómo lograr la libertad financiera?

Cuando se trata de emprender, de intentar algo diferente, de generar ingresos alternativos a un empleo o a cualquiera que las personas pudieran tener, siempre aparece el factor tiempo como un impedimento. Es claro que si ya tienes ocupado la mayor de tu día productivo en un empleo u otras labores, sería bastante difícil pensar en hacer algo más, pero entonces ¿cómo romper el ciclo de trabajar para pagar cuentas y gastos si no se intenta algo diferente a lo que ya haces?

La respuesta está relacionada precisamente con hacer algo distinto en el tiempo libre o no productivo que esté encaminado en generar libertad financiero, y para ello la clave está en el apalancamiento. Piensa en un gran empresario como Arturo Calle, gran industrial de las confecciones, cuántas horas de trabajo crees que él produce por día. Si dependiera solo de su esfuerzo, podría producir lo mismo que todos los mortales: 8, 10, 12 o hasta 16 horas de trabajo por día.

Pero Arturo Calle ya no depende solo de su esfuerzo, tiene un sistema, una organización que produce muchas horas de trabajo representada en cientos de empleados y colaboradores, y más de 100 puntos de venta. Esto significa que Arturo Calle tiene un activo productivo que produce dinero para él y que no depende de su trabajo, o te imaginas a Arturo Calle abriendo uno de los almacenes y atendiendo la caja. Lo podría hacer, pero no es necesario que lo haga para que su organización le produzca mucha riqueza.

Precisamente en Trascender Empresarial le ayudamos a las personas a que construyan su propio sistema, su propia organización para tener a mediano y largo plazo un activo productivo que produzca muchas horas de trabajo al día que no dependan directamente de tu esfuerzo, allí radica la libertad financiera. Eso sí, debes saber que sea con nosotros, por tu cuenta o bajo cualquier sistema de negocio que elijas, siempre debes realizar la mejor inversión posible: en tu educación como empresario y como líder.

Si quieres conocer más sobre nuestro sistema de negocio, contáctanos por nuestras redes sociales, mientras tanto piensa en si tu tiempo es un tiempo de calidad, analiza qué tan cerca estás de poder ser libre financieramente, siendo consciente primero de si en realidad quieres eso.

No veas noticias, apaga el televisor

En Colombia, y según en el país en que vivas también lo puedes juzgar, es muy común llegar a un restaurante popular, a la hora del almuerzo, y ver como se sintoniza en la televisión el noticiero predilecto del dueño del lugar y de la gente que allí va. Este hecho es algo que también se puede notar al llegar a ciertas tiendas o locales comerciales que tienen televisor. La conversación del almuerzo se torna alrededor de los principales titulares, y las personas se entretienen con esta rutina. Pero, ¿qué hay de malo con ello? ¿Por qué queremos que no veas noticias?

Es como untarse de mierda

Si vas caminando por un parque o una zona verde y ves un poco de popó o mierda de perro o de caballo, ¿pasarías al lado de él y te lo untarías en la ropa? Suena bastante ilógico, ¿cierto? Pues eso es lo que hacemos diariamente al ver noticias. La analogía se completa al pensar que la “mierda” son las noticias, y la ropa es la mente.

Piénsalo por un momento, ¿un noticiero tradicional está constituido por qué tipo de noticias? ¿Acaso no son más que una repetición de la miseria humana mostrada día tras día? Asesinatos, robos, violaciones, corrupción y demás, lo peor de la humanidad expuesto para un buen rato en familia, con amigos o compañeros.

Un buen rato de negatividad para ser discutida, pero ¿qué le vamos a hacer? Por alguna razón amamos lo negativo y siempre estamos esperando a ver la sangre cuando pasamos al lado de un accidente. Lamentablemente, lo bueno, lo social, lo que debería pasarse, no vende. Mario Vargas Llosa lo describía muy bien, “los noticieros legitiman lo que antes se refugiaba en un periodismo marginal y casi clandestino: el escándalo, la infidencia, el chisme, la violación de la privacidad, el libelo, la calumnia y el infundio”

¿Qué obtienes al ver noticias? Una programación errónea

El daño a la mente es más complicado de lo que parece a simple vista. En Trascender Empresarial creemos firmemente en el poder de la  programación neurolingüística, y la influencia que tiene el pensamiento sobre los resultados de una persona. Alguien que vive con la percepción del país y del mundo bajo la perspectiva que le dan los noticieros, difícilmente tendrá la capacidad tener un panorama positivo y de oportunidad frente a las diversas situaciones de la vida.

Si todo lo que ves es que no hay oportunidades, que no vale la pena luchar para generar un cambio como sociedad, que todo es peligro y que estamos hundidos como país, ¿cómo le vas a enseñar a tu cerebro a buscar oportunidades, a luchar por un cambio positivo, a creer en las personas, a ir por los sueños y a crear un mejor país? Los noticieros están hechos para infundir miedo y mantener a la gente cegada bajo una percepción de que no vale la pena intentar lograr grandes cosas en la vida. Es así de simple.

Además, el cambio físico es real, el negativismo en exceso tiene un efecto físico en el cuerpo. Las historias de miedo estimulan la formación del cortisol, la hormona del estrés. Los niveles altos y continuos de esta hormona, desestabilizan tu sistema inmune y tu cuerpo se ve involucrado en un estado de estrés crónico. El miedo, la agresión y la pérdida de la sensibilidad son otros efectos de dicha hormona.

Y como si fuera poco, no son sólo las horas de negativismo, es la asociación que se crea en torno a ese negativismo. Falta con ir a los lugares que mencionamos en horas de noticiero, para ver como las personas no hacen más que quejarse e insultar a los personajes relacionados en las noticias. Frases populares como “país de mierda” o “políticos/policías/gente de mierda” abundan en las conversaciones.

No veas noticias texto - Trascender Empresarial
“Tiempo de ver las noticias para ver de qué me puedo quejar hoy”

Verdades que no son tan verdaderas

Lo malo de los noticieros, no sólo son su carga negativa y lo que eso representa para la mente humana, sino la falacia que venden y que el consumidor cree y difunde mediante su opinión.

Daniel Kahneman, premio nobel de Economía, ha afirmado que hace falta claridad en el mensaje para que las personas no confundan la realidad con el pesimismo mostrado en las pantallas. Así las problemáticas sociales sean bajas, siempre hay que mostrar tragedias, tristemente las tragedias venden. No hay un contexto claro, no hay un análisis, ni una investigación profunda, las tragedias se muestran como la parte más importante de la noticia. Kahneman, además, añade que las noticias nos llevan a subestimar los ámbitos positivos de la sociedad y a resaltar lo negativo.

De hecho, en toda la existencia de la humanidad no se habían tenido índices tan bajos de pobreza, violencia y similares. Sí, así como lo lees, sólo es investigar un poco para ver que se trata de qué hacer para mejorar y no qué hacer para quejarnos.

Otros grandes emprendedores como Elon Musk, fundador de Tesla y Paypal, han manifestado que ver noticias es irrelevante y que para una persona innovadora y soñadora, ver noticias sólo tiene un efecto negativo en el proceso creativo y en la mentalidad optimista que alguien así debe de tener.

Ver el mundo de una manera más justa y la felicidad

Según las compañía Springer Science+Business Media, la televisión es el “opio y el refugio” de los infelices, sin aportarles beneficios. Pero, lo que más acongoja de este estudio, es que es ratificado por otro (y es de suponer que igual de sesudo y científico) realizado por la Universidad de Maryland sobre una muestra de 30.000 personas, y que concluye que los espectadores más asiduos son los más infelices.

Bueno, si después de leer esto te sigues preguntando ¿en serio ver televisión, y en particular noticias, tiene un efecto tan negativo? Entonces piensa en lo siguiente: ¿cuántos comerciales de Ferrari, Lamborghini o Maserati ves en la televisión? Según diversos estudios, el 60% de los ricos no ven televisión, mientras que el 80% de los pobres si lo hacen. También se encontró que el 88% de los ricos leen al menos 30 minutos al día, mientras que tan solo el 2% de los pobres tienen ese hábito.

Por ello, te recomendamos reemplazar tu tiempo en la televisión por tiempo en la lectura. Ahora, puedes mantenerte actualizado, con lo relevante que pasa en el mundo, siguiendo a emprendedores en las redes sociales o a personas de influencia con mensajes positivos de interés para ti, por ejemplo, un deportista que reconozcas como alguien profesional y muy trabajador. Prueba también seguir revistas y diarios más imparciales, menos amarillistas.

Mi propia experiencia

Estar expuesto a información diferente, positiva, inspiradora y productiva, te hará sentir mejor, tanto física como mentalmente. Prueba durante 21 días reducir tu tiempo ante el televisor a menos de la mitad, reemplaza ese tiempo con lectura, ejercicio, investigación en internet, seguir a emprendedores en redes sociales, etc. Al final de este tiempo notarás que tu nivel de energía es más alto, que eres más productivo, más optimista, y en especial, más feliz. Esto lo decimos por experiencia propia.

Intenta también involucrarte con causas sociales y gente que lucha por hacer las cosas bien. En lo personal, he tenido una experiencia muy gratificante durante los últimos tres años en este ámbito. Con Dibuja una Sonrisa, un grupo de amigos unidos en pro de los más necesitados en Medellín, Colombia, hemos visto como diferentes organizaciones y personas se interesan en las causas que valen la pena. Hemos sido testigos cómo son más las personas, líderes comunitarios y organizaciones que buscan dejar una huella que aquellas que buscan hacer mal. Hemos visto los ojos de las personas en comunidades necesitadas, buscando una oportunidad, buscando un mejor futuro y luchando día a día por mejorar su entorno. Mira un poco:

Así que, mira lo bueno, haz lo bueno y apaga el televisor.